En dependencias de la Gobernación Provincial se está llevando a cabo el encuentro entre el Movimiento Social de de Aysén “Mi problema es tu problema” y el ministro de Energía, Rodrigo Álvarez, el subsecretario General de la Presidencia, Claudio Alvarado, y la Intendenta regional, Pilar Cuevas.

La reunión comenzó cerca del mediodía y se espera que se extienda durante gran parte de esta tarde.

Más temprano en la mañana, los dirigentes del movimiento se reunieron en la Cámara de Comercio de Aysén para afinar los últimos detalles del encuentro, el que se concretó luego de que este martes los aiseninos depusieran los bloqueos de rutas y las barricadas en la región.

Antes de la reunión con el Gobierno, uno de los voceros del movimiento, Iván Fuentes, sostuvo que espera que el Ejecutivo no juegue al “truco”, ya que convencer a sus bases de terminar con las barricadas fue una tarea muy difícil, afirmó. Esto, en alusión a un juego de naipes común en la Patagonia, cuya esencia es engañar al contrincante.

Fuentes agregó que los aiseninos no están para ser engañados porque “pusimos voluntad y creo que el Gobierno va a tener la mejor de las voluntades también”.

Algo que fue ratificado por el vocero de Gobierno, Andrés Chadwick, quien señaló esta mañana que “ojalá podamos avanzar rápido, que tengamos una expresión de voluntad que nos permita, después, avanzar en algunos temas más sectoriales, como el caso de la pesca o de los tema laborales”.

Chadwick aludía a que la administración de Sebastián Piñera reconoce que hay temas, dentro del petitorio de once puntos de los patagones, que se tendrán que resolver con proyectos de ley, sobre la base de conversaciones con varios ministros de Estado.

Así lo refrendó el ministro Álvarez, quien sostuvo que “hay muchas materias donde vamos a llegar a acuerdo, otras que van a ser más discutidas y otras que probablemente no vamos a tener un visión común”.

Quien lidera las negociaciones con los aiseninos agregó que incluso hay cambios constitucionales que se tendrán que abordar, “decisiones que no dependen de lo que quiera el Ejecutivo y que necesitan pasar por el Congreso”.

Aun así, Álvarez dijo, antes de ingresar a la reunión, que traía “respuestas concretas para las 11 demandas del petitorio que el movimiento entregó a las autoridades”.(RADIO U. CHILE)