Un agudo desabastecimiento de combustibles está atravesando la región de Aysén tras casi dos semanas de movilizaciones que han incluido el corte de vías de acceso a localidades de la zona, lo que ha provocado la escasez de productos. 

La situación más crítica corresponde a bencinas, petróleo y gas, ya que los dirigentes del movimiento resolvieron autorizar la entrada de una cuota mínima a la ciudad de Puerto Aysén.

 El sábado se decidió permitir el ingreso de cuatro camiones para abastecer a las dos bencineras del lugar, pero finalmente se optó por guardar estos combustibles para su consumo en servicios básicos, centrales eléctricas, recintos hospitalarios y bomberos.

 Esta situación ha dejado sin combustible a un gran número de automovilistas locales que hacían enormes filas frente a las bencineras, quienes se retiraron al enterarse de la fallida entrega de combustibles. 

A pesar de esto, el vocero del Movimiento Social, Iván Fuentes, anunció el domingo que se autorizará la entrada y el ingreso de más camiones de abastecimiento, especialmente de frutas, verduras, carnes, abarrotes y bencina.

 De esta manera, los accesos para Coyhaique, Puerto Aysén y Puerto Chacabuco serán habilitados para que estos productos sean repartidos a distribuidores locales y al comercio minorista de la zona.

 Todo esto se ha dado luego de una serie de reuniones que han mantenido los representantes del movimiento social junto a los dirigentes de los camioneros.

 Los dirigentes lograron el domingo otro acuerdo con el ministerio de Educación, para permitir que universitarios de la zona que estudian en otras regiones puedan acceder al aeropuerto, cuyo acceso también se encuentra tomado.

 Fruto de estas conversaciones se decidió  que los camiones abastecedores que ingresen a la zona lo harán sólo para los productos más básicos y en casos de emergencias cuando se trate de combustibles.

 El dirigente de los camioneros, Nelson Ramírez, aseguró el domingo que “esta presión se va a mantener, mientras no aparezca un ministro a la zona que nos venga a solucionar el problema”.

 En esa línea, en declaraciones de los protagonistas del movimiento también se descartó cualquier tipo de división en los gremios y sectores que han dirigido el movimiento, coincidiendo en que la presencia de un secretario de Estado es de mayor importancia.

 Los dirigentes anunciaron finalmente que esta semana se realizarán nuevas manifestaciones y marchas enmarcadas en el lema “Tu problema es mi problema”.(RADIO U:CHILE)