Un estudio indica la presencia de uranio y tritio en la zona, los cuales serían el verdadero objetivo de las faenas.

FOTO PROTESTA PROYECTO LOS PUMAS ARICA

Con nuevos antecedentes la Junta de Vigilancia del río Lluta expuso su preocupación por la existencia del proyecto Los Pumas, pues llegaron a la conclusión que “no culmina su objetivo en la extracción de manganeso sino que buscaría también la explotación de uranio y tritio para exportarlo hacia el oriente, situación que estaría conocimiento de las autoridades, según denuncian”. 

La Junta de Vigilancia del Río Lluta denunció que el polémico proyecto minero Los Pumas, que pretende la explotación de manganeso en el altiplano de Arica y Parinacota, buscaría en realidad sacar uranio y tritio para su exportación.

Según expuso la abogada de la agrupación de agricultores, Gabriela Meza, un estudio del Servicio Nacional de Geología y Minería  (Sernageomin) es la que confirma la presencia de dichos elementos, que serían exportados en forma de lodos hacia China e Irán.

Ante esto, Meza manifestó su extrañeza de que se “insista tanto” en un proyecto que no es de grandes dimensiones, pero que -según palabras de los agricultores- buscaría explotar realmente los elementos mencionados, que constituyen una potencialidad económica más grande y son de un carácter más peligroso y “con fines no éticos, dado que el uranio y el tritio se utilizan en la industria del armamento nuclear”.

Meza adelantó que con estos nuevos antecedentes se presentará un recurso ante la Corte de Apelaciones de Arica. Asimismo se informó que esta semana se vería en el mismo tribunal el recurso presentado por la contaminación que significaría el proyecto, en las aguas del río Lluta.

El alcalde de Arica, Salvador Urrutia, quien asistió a la denuncia, destacó la labor de la Junta de Vigilancia del Río Lluta y pidió al diputado Orlando Vargas, también presente, que llevara los antecedentes hasta las instancias correspondientes.

El proyecto Los Pumas pertenece a la minera Hemisferio Sur, filial de la compañía australiana Southern Hemisphere Mining, y fue aprobado como la Comisión de Evaluación Ambiental de Arica y Parinacota en agosto pasado, con un fuerte rechazo por parte de algunas comunidades. Desde entonces la iniciativa ha sufrido retrasos debido a las acciones judiciales tendientes a detenerlos, lo que habría alejado a algunos inversionistas.(BIO BIO)