A través de un boletín de prensa el Sindicato de Trabajadores de la minera Quebrada Blanca denunció una serie de acciones cometidas por Teck las cuales atentan en contra de la organización de los trabajadores y el sindicalismo.

 A continuación reproducimos textualmente boletín de prensa emitido por directiva Sindicato Trabajadores Quebrada Blanca :

 “Los trabajadores Asociados al sindicato de trabajadores del yacimiento minero Quebrada Blanca, ubicado a 250 km al interior de Iquique a 4.600 m.s.n.m. en pleno altiplano chileno, se ven enfrentados a un grave acto de discriminación por parte de la Canadiense Teck, propietaria en un 76,5% de las acciones de esa empresa y cuyo 13,5% de las acciones está en manos de los inversionistas nacionales Hurtado-Cruzat, a través de Inversiones Mineras S.A. y el restante 10% de las acciones pertenecen a la estatal Chilena, Empresa Nacional de Minería ENAMI.

 El Sindicato de Trabajadores denuncia que no lograron concretar acuerdos en el fallido Proceso de Negociación Anticipada que tuvo lugar en septiembre del 2011, producto de la actitud discriminatoria mostrada por la Empresa, al momento de ofrecer beneficios considerablemente inferiores a los ya entregados a trabajadores que cumplen iguales funciones pero que se encuentran asociados al Sindicato de Administración y Supervisión perteneciente a la misma empresa.

 Cabe señalar que la empresa ha incurrido en claras prácticas antisindicales que han sido denunciadas a través de demandas judiciales interpuestas en los Tribunales del Trabajo de Iquique, en cuyas audiencias de juicios ha quedado demostrado que Teck Quebrada Blanca pagó montos de dinero, a trabajadores que hace algunos meses atrás pertenecían al sindicato de trabajadores, con anticipación a la fecha en que entraba en vigencia el Convenio Colectivo del Sindicato de Administración al que se mudaron.

 Luego del intento fallido de Negociación Anticipada, la Compañía Minera Teck Quebrada Blanca, promueve la formación de grupos negociadores, incentivando la desafiliación de socios del Sindicato de Trabajadores para obligarlos a aceptar la oferta que en forma unánime habían rechazado en su oportunidad, la empresa se valió de diversas artimañas implementadas por empleados de la propia empresa, hecho que sumado al elevado nivel de endeudamiento de los trabajadores permitió que aproximadamente 200 trabajadores renunciaran al sindicato para recibir los montos ofrecidos por la Compañía.

 A pesar de todo los recursos desplegados por la empresa, el Sindicato de Trabajadores continua siendo la organización sindical más representativa de la Empresa y confía que en este Proceso de Negociación Colectiva Reglada, tanto los inversionistas Canadienses representados en Teck como la estatal Chilena ENAMI, puedan recapacitar en su intento de discriminar a trabajadores que cumplen las mismas funciones pero por el solo hecho de pertenecer a un determinado sindicato, no son favorecidos con iguales beneficios.

 El Directorio del Sindicato de Trabajadores confía en que sus afiliados finalmente sean tratados en forma justa e igualitaria, sin ningún tipo de discriminación y para ello están dispuestos a ejercer todas las herramientas legales y a tomar todas la acciones judiciales que contempla la legislación Chilena para evitar o revertir tal situación”.