La Confederación de Trabajadores del Cobre denunció el despido racista e injustificado del trabajador contratista de origen mapuche, Cesar Catrilaf, quien fue desvinculado de sus labores en la empresa trasnacional Minera Escondida, pese a que su contrato sólo tenía cinco días de haber sido firmado. 

Así lo denunció el vice presidente de la CTC, Manuel Ahumada, quien aseguró que la desvinculación es una repercusión de las declaraciones racistas vertidas por el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, quien acuso a comunidades mapuches de ser los responsables de los incendios forestales en el sur de Chile.

Según declaró Ahumada, el despedido de Cecar Catrilaf, aprobó todos los cursos y sin ningún tipo de argumento le impidieron entrar a las faenas, incluso teniendo contrato firmado.

 En este sentido, el dirigente emplazó al ministro del interior y a la ministra Evelyn Matthei a revertir esta situación, ya que no están dispuestos a aceptar dicha  discriminación.

 En tanto, el trabajador despedido, Cesar Catrilaf, declaró sentirse humillado, señalando además que esta medida arbitraria lo deja inhabilitado para cualquier trabajo en la minería, ya que ahora se encuentra en las listas negras.

 Por su parte, el Consejero de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena, Ariel Leo Bacian, quien aseguró que este no es un caso particular, sino que también se estaría repitiendo en otros lugares del país.

 Finalmente, el concejero de la Conadi, Ariel Leo Bacian, resaltó que como organización les interesa bajar estas estadísticas de cesantía, ya que de acuerdo a la encuesta Casen 2006 y del censo del año 2002, el nivel de indigencia y el nivel de cesantía indígena es brutal, siendo superior por varios puntos a los chilenos no indígenas. (RADIO NUEVO MUNDO)