Los trabajadores pertenecen a las empresas Emelari, Eliqsa, Elecda, Emelat, Eneisa, Conafe, Emelectric, Emetal, CGE Distribución, Edelmag, Trasnet, Tecnet, Transemel, Binaria, Iqsa, CLG, Tusan y Novanet, cuyas ganancias en total acumularon más de $232 mil millones durante el presente año.

FOTO DENUNCIA ELÉCTRICA

Trabajadores de la empresa calificaron la situación como un abuso. Acusan que el pago de años de servicio se hace con dineros de la mutual laboral creada en 1961. Desde ese fondo se habrían sacado unos $3.000 millones, por lo que estudian movilizaciones que pondrían en riesgo el abastecimiento eléctrico.

Una grave denuncia contra el grupo eléctrico CGE, controlador de 19 empresas del sector, realizaron sus trabajadores, a raíz de los más de 1.000 despidos ocurridos en los últimos 12 meses. Según los dirigentes, el pago de las indemnizaciones se ha efectuado con los recursos de los mismos empleados, disponibles en la mutual de la empresa, los que estaban destinados a sus jubilaciones y que ascenderían a $3.000 millones.

“Es reprochable y éticamente impresentable que muchos de estos trabajadores, que han sido desvinculados, sean indemnizados con dineros de los propios trabajadores, cuyos fondos estaban destinados a jubilación y retiro”, indicó la federación de sindicatos del holding, Fenasit.

versión de CGE

La compañía, en un reporte enviado al sitio Acción RSE, señaló que la mutual de empleados -formada en 1961- se financia “con aportes compartidos entre los trabajadores y la empresa”, con el objetivo de “pagar una indemnización, a todo evento, por los años de servicio a la compañía”.

“En el transcurso de estos 40 años han sido indemnizados 1.063 socios con un total de 18.998 años indemnizados; es decir, un promedio superior a 17 años de servicio por trabajador. Cabe destacar que está institución no sólo funciona con aportes compartidos, sino también con administración compartida“, indió CGE al sitio de Responsabilidad Social Empresarial.

“Además, parte importante de los fondos que administra la Mutual, están invertidos en acciones de la CGE. O sea, son trabajadores y a la vez accionistas de la empresa”, añadió.

movilizaciones ad portas

Sin embargo, los trabajadores informaron que consultarán con las bases la realización de movilizaciones, donde no se descarta el paro. Los dirigentes advierten que esta medida pondría en aprietos el suministro de electricidad, considerando que CGE tiene el 70% de la distribución y transmisión eléctrica en el país, atendiendo a más de 9 millones de personas.

Los trabajadores pertenecen a las empresas Emelari, Eliqsa, Elecda, Emelat, Eneisa, Conafe, Emelectric, Emetal, CGE Distribución, Edelmag, Trasnet, Tecnet, Transemel, Binaria, Iqsa, CLG, Tusan y Novanet, cuyas ganancias en total acumularon más de $232 mil millones durante el presente año.

Miguel Toro, presidente de Fenasit, señaló que están estudiando la posibilidad de interponer una acción judicial contra la empresa, pues dijo que se les han sacado unos $3.000 millones que pertenecían a la mutual de trabajadores.

problemas en atención

De acuerdo a Fenasit, el principal problema es que la empresa despidió a trabajadores altamente calificados, lo que ha ocasionado demoras en las atenciones a usuarios frente a interrupciones del suministro eléctrico o en la atención a clientes.

“Tenemos la obligación de poner en alerta a la comunidad que este ahorro que hace la empresa, al despedir a personal altamente capacitado y de vasta experiencia, también lo realiza ahorrando en el mantenimiento del sistema eléctrico, sólo recurriendo a la reparación por fallas que ocurren ante corte de energía eléctrica“, indicó la organización laboral.

La denuncia de los trabajadores fue apoyada por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), donde señalaron que estos son los efectos negativos de la subcontratación para ahorrar costos laborales, a costa de los derechos sindicales y de la eficiencia en la atención a los consumidores.(LA NACIÓN)