La frustrada capitalización de Codelco podría generar que en tres años más la empresa estatal ceda más su cetro como la mayor productora de Cobre del mundo, dejando a Minera Escondida, de BHP Billiton (NYSE:BHP), en el primer lugar.

FOTO FRONTIS CODELCO 2

La intervención a última hora de Piñera logró que Felipe Larraín cambiara de opinión. Dicen que la decisión sólo se explica por motivos políticos.

De total incredulidad ha sido la reacción del mundo minero a la decisión del ministro de Hacienda, Felipe Larraín, de aprobar que Codelco retenga US$ 1.000 millones de las utilidades de 2012 para invertir. El monto ni siquiera es líquido, es sólo “contable”.

La cifra es menos de un tercio de lo que había solicitado la compañía y ocurre justo en momentos en que está comprometida a invertir US$ 27.000 millones en los próximos años para el desarrollo de su cartera de proyectos estructurales para el futuro de Codelco.

La minera estatal había pedido US$ 1.200 millones en capital frescos y la totalidad de las utilidades retenidas por la compra de una parte de la operación de Anglo American Sur. Esa cifra aumenta el patrimonio, pero no son caja en efectivo para financiar inversiones, a menos que venda estos activos.

Hacienda no les dio recursos frescos y autorizó únicamente US$ 1.000 millones de las utilidades de AAS.

Thomas Keller, presidente ejecutivo de la minera, ha dicho que esos proyectos son necesarios para revivir la rentabilidad de la empresa que enfrenta menor ley de mineral y costos laborales y de energía en alza.

El presidente de una minera rival de Codelco afirma que la única forma de entender la decisión de Hacienda es política. “Larraín debe tener temor a que la combinación de una economía que se enfría más de lo esperado y el precio del cobre en picada, lo deje en una posición en que el déficit estructural sea mayor al que prometió o incluso mayor al que erró”, explica.

El director de otra minera privada que opera en Chile, opina que poner a Codelco en una posición en que la única forma de financiar sus proyectos es emitiendo deuda es “dispararse en el pie”. Esto, porque el mercado de bonos está sufriendo y las condiciones no serán las mismas que el año pasado cuando Codelco pudo financiar tasas que estaban a mínimos históricos. “Larraín es una persona seria, pero esta decisión no se entiende a no ser que sea en un marco político”. Hacienda no respondió a nuestras preguntas al respecto, pero fuentes al interno de Codelco y cercanas a La Moneda cuentan que la decisión original de Hacienda era no dejar nada de las utilidades para la minera.

Todo fue a última hora. El decreto tenía plazo fatal el domingo 30 de junio y el viernes 28 el directorio se enteró, con sorpresa, que la cifra autorizada por Minería y Hacienda —los dos ministerios involucrados— era cero. En Codelco aseguran que el ministerio de Minería estaba de acuerdo en aprobar más de los US$ 1.000 millones para reinvertir, que hubo reuniones donde se habló de ese monto.

El fin de semana y el lunes se producen contactos entre Gerardo Jofré, el presidente la empresa, y el ministro de Hacienda, Felipe Larraín. También con el Presidente Sebastián Piñera. Hasta que sale un número que no los deja contentos: US$ 1.000 millones de los US$ 3 mil que había pedido la firma de capitalización no líquida, que es la ganancia que obtuvo Codelco en la operación con Anglo American, lo que le permitiría fortalecer su situación patrimonial y acceder a créditos en mejores condiciones. Pero más importante eran los US$ 1.200 millones de excedentes para reinvertir en el plan quinquenal que requiere US$ 4 mil millones anuales.

Todo esto había ocurrido como lo exige la Ley de Gobiernos Corporativos que rige desde febrero de 2010. Antes del 31 de marzo Codelco le propuso ambos montos. Y el plazo para emitir el decreto vencía el domingo 30. El directorio se reúne en forma extraordinaria y emite un comunicado el martes 2. Una clave de su enojo es que decidieron hacer pública la disputa con Larraín. En esa nota el directorio revela que había pedido capitalizar la totalidad de las utilidades de Anglo American Sur además de otros flujos necesarios para “obtener el financiamiento necesario su programa de inversiones” y que “la demanda no fue acogida”.

El directorio informó que procederá “a revisar y priorizar aquellas inversiones que a la fecha no están comprometidas, en el marco de la prudencia financiera que caracteriza la gestión de la Corporación”.

El ministro de Hacienda dijo en respuesta que “en nuestro juicio, Codelco mantiene su grado de inversión y nosotros nos hemos comprometido a que mantenga su grado de inversión”. Al día siguiente hizo referencia a los altos costos de la minera, algo que en la empresa interpretaron como una crítica frontal a la gestión de Keller y el directorio. Una fuente —que conoce de qué forma se desarrollaron las conversaciones— sostiene que tanto Jofré como Keller están “frustrados” y describe a uno de ellos como “furioso” con la decisión de Larrín. De acuerdo a expertos de la industrial, la decisión de Hacienda pone en jaque el futuro de Codelco como la mayor minera de cobre del mundo.

La misma minera encendió la alerta en su programa de inversiones 2013. El documento señala que sin los desembolsos previstos la producción comienza a caer en forma drástica en 2015, llegando al “piso” de las 750 mil toneladas en 2021, un 45 % de la producción actual. “No le dieron nada. Fue una decisión muy equivocada”, opina Gustavo Lagos, académico del Centro de Minería de la UC en una nota publicada ayer en El Mercurio. De acuerdo al reportaje, el portazo a Codelco “podría generar que en tres años más la empresa estatal ceda su cetro como la mayor productora de Cobre del mundo, dejando a Minera Escondida, de BHP Billiton, en el primer lugar”. Según el diario, si Radomiro Tomic deja de producir óxidos de cobre en 2016 y no tiene lista su continuidad, Codelco perdería 300 mil toneladas, “pasando de producir 1,6 millones en 2013 a menos 1,2 millones. Mientras, Escondida —hoy, el mayor yacimiento de cobre del planeta— produciría más de esa cifra en 2015″. Codelco aún tiene condiciones superiores al promedio de la industria para endeudarse.

La minera y BHP comparten el título de tener la mejor nota crediticia entre las grandes mineras. De acuerdo a Bloomberg sólo BHP tiene bonos con tasas menores a las que se puede endeudar Codelco, aunque destacan que la tasas para la minera chilena vienen en alza. De acuerdo al reportaje de El Mercurio, datos del Centro de Estudios de la Minería (Cesco), revelan que Codelco tiene la tasa de endeudamiento versus activos más alta en la minería mundial. Las cifras enseñan que mientras la media entre mineras que producen cobre es de 0,47, la de Codelco es de 0,67, lo que equivale a decir que por cada dólar de activos que tiene la estatal, tiene 67 centavos en deudas. De acuerdo a Cesco en 2011, la tasa era peor (0,70), y solamente mejoró con la compra de Los Bronces, que elevó el patrimonio de Codelco en US$ 5.117 millones. Comparada con otras compañías que operan en Chile, Antofagasta PLC, del grupo Luksic, tiene un ratio de endeudamiento de 0,45 y BHP Billiton, de 0,49.

En el Gobierno comentan que Codelco aún tiene espacio para pedir créditos sin que se afecte el grado de inversión que hoy tiene.

La polémica probablemente será tema de discusión en la reunión que sostendrá hoy el ministro de Minería, Hernán De Solminihac, con la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) donde se discutirán las perspectivas para el precio del cobre.(EL MOSTRADOR)