La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) se reunieron con los ministros de Trabajo, Ximena Rincón y de Hacienda Rodrigo Valdés, con el objeto de conocer los lineamientos de ambas carteras en la Reforma Laboral. Mientras la CUT espera que se pueda profundizar la reforma, la CPC pide diálogo con el gobierno para conducir el proyecto.

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) fue la primera organización en reunirse con los ministros de Trabajo y Hacienda, donde la central pudo expresar los lineamientos que pretende en la Reforma Laboral. La cita fue valorada por su presidenta Bárbara Figueroa, quien indico que la multisindical puede incidir en el debate por lo que se mantiene la convocatoria para el paro nacional y marcha a realizarse la primera quincena de julio.

Sin embargo, en los temas centrales como la negociación por rama o el aumento de la participación de los trabajadores en los procesos de negociación colectiva, aun no existe certeza. Según Bárbara Figueroa, no se sabe si el gobierno va a acoger esos temas.

Para ella, es “insípido” debatir sobre una negociación ramal que, teóricamente, “no constituya” ni entregue mecanismos para “dar garantías de ampliación de cobertura en la negociación colectiva”. Por eso, se hace un llamado a tener un debate de fondo en el que una negociación “superando el nivel de la empresa, garantice que más trabajadores van a verse afectados por la cobertura de la negociación”.

Esto pese a que la ex ministra de Trabajo Javiera Blanco indicara que la negociación por rama debiese ir por un carril diferente en un nuevo proyecto.

El arribo del nuevo Ministro de Hacienda suma otro punto a la incertidumbre de los trabajadores. Así lo explicó el vicepresidente de la Central, Nolberto Díaz, para quien Rodrigo Valdés podría “flexibilizar en la reforma”.

Desde los empresarios, en tanto, ya pidieron a la nueva ministra del ramo que “mejore” el proyecto. Andrés Santa Cruz, líder de la CPC, aseguró que esperan que “en Chile haya una buena Reforma Laboral que contribuya al desarrollo de Chile y que también contribuya a respetar y a dignificar el derecho de los trabajadores”.

Así lo que se sacó en limpio de estas cuatro reuniones, entre los titulares de trabajo y hacienda, con la CUT y la CPC es que el calendario para la aprobación de la reforma laboral se mantiene para el 31 de agosto, así como también la convocatoria a la marcha para la primera quincena de julio, mientras el empresariado mantiene sus reparos a este proyecto de ley, cuya discusión se retomará en una semana más luego que los secretarios de Estado se interioricen de los temas.(RADIO U. DE CHILE)