Peligra continuidad del recién designado superintendente de Medioambiente Cristián Franz. Organizaciones ciudadanas y parlamentarios presionan por su salida, luego que se conocieran sus vínculos de asesoría a grandes mineras y proyectos energéticos. Reunión de parlamentarios con el ministro, Pablo Badenier, sería clave para decidir el futuro de la autoridad ambiental.29 de Enero de 2014/ SANTIAGOEl recién nombrado Ministro de MedioDiversos cuestionamientos a la probidad del recién nombrado y actual superintendente de Medioambiente complican la continuidad de quien fuera asesor de numerosas empresas mineras y proyectos energéticos.

Según fuentes internas, en la reunión sectorial de este lunes entre la Comisión de Medioambiente de la Cámara Baja y el ministro de la cartera, Pablo Badenier, los parlamentarios presionaron para que se le pida la renuncia a Franz.

El presidente de la comisión, Daniel Melo (PS) es partidario de la medida. Por su parte, el diputado PPD Rodrigo González fue categórico: “Obviamente hay que sacarlo”.

La decisión es compleja ya que ratifica las críticas sobre conflictos de interés de miembros del equipo que integra el nuevo Gobierno.

En esa línea, el diputado Pedro Browne señaló: “Lo que pasa es que ha habido una desprolijidad nunca vista en el nombramiento de autoridades, situaciones tan anómalas. Si desde la propia Nueva Mayoría están pidiendo su salida es porque es evidente el conflicto”, dijo el diputado.

En una entrevista para CNN Chile, el mismo Franz apareció desmintiendo ser asesor de las empresas aludidas y aseguró: “En caso de sentir que tengo que inhabilitarme por haber sido asesor de una empresa o proyecto, evidentemente voy a ser el primero en hacerlo”, enfatizó el superintendente.

El gesto del abogado no es suficiente para quienes trabajan en la protección y resguardo del territorio que es afectado por los grandes proyectos nacionales e internacionales.

Juan Pablo Orrego, presidente de Ecosistemas señaló que “Franz viene de un sector que ha actuado de forma muy despiadada con el territorio y las comunidades”, además manifestó su preocupación por la migración constante de profesionales desde el aparato público al sector privado: “A nosotros sí nos complica el pasado de Franz, porque estamos muy metidos en temas de protección ambiental, pero también en el enorme tema de infraestructura energética, relacionado con la infraestructura minera y este señor está totalmente relacionado con los Luksic y Antofagasta Mineral. Es complicado, uno mira ese currículum, queriendo ser justo, pero la verdad es que preocupa”, aseguró el presidente de Ecosistemas.

Orrego dice que esta tendencia es compleja y difícil de resolver: “La Nueva Mayoría tiene muchos conflictos de interés y son pocos los que pasan la prueba de la blancura”, dijo el ecólogo.

Cristián Franz figura como socio y dueño del 40 por ciento de Grupo Alianza, empresa que prestó asesoría ambiental y social a empresas como Agrosuper y Electro Austral, además de los mayores proyectos mineros del sector privado: Collahuasi, Antofagasta Minerals y Barrick Gold.

En ese contexto, una serie de agrupaciones en contra del proyecto Pascualama emitieron un comunicado solicitando al superintendente Franz que se abstenga de solicitar la nulidad de la sentencia  a la Corte Suprema que decretó la paralización de Pascualama, ya que constituiría un mecanismo de dilatación y no de justicia.

“Si éste no acata lo fallado por el Segundo Tribunal Ambiental y el organismo recurre de casación, quedaría en evidencia que su rol es ser agente de las industrias contaminantes al interior del aparato público”, indica el comunicado firmado por diversas organizaciones del Valle del Huasco.

Por su parte el vocero de la agrupación SOS Huasco, Juan Carlos Labrín, manifestó su molestia por la cantidad de vínculos entre las autoridades y los intereses privados.

“Hay que entender que la clase política chilena es una clase no sólo que trabaja y hace las leyes para el mundo empresarial, sino que también son ellos empresarios y están vinculados o asesoran empresas principalmente extranjeras o transnacionales” señaló el dirigente.

Este es el primer conflicto directo entre la superintendencia y el movimiento social, complicaciones que parlamentarios de la Nueva Mayoría esperan resolver directamente pidiendo la renuncia de Cristián Franz. (RADIO U. CHILE)