En fallo dividido, los ministros Sergio Muñoz, Sonia Araneda y Alfredo Pfeiffer acogieron un recurso de protección presentado por organizaciones ecologistas y ciudadanas. 

 La Tercera Sala de la Corte Suprema acogió un recurso de protección presentado por organizaciones ecologistas y ciudadanas en contra del Servicio de Evaluación Ambiental de Aysén por la aprobación del Informe Consolidado de Impacto Ambiental del proyecto hidroeléctrico Cuervo.

  El proyecto, de propiedad de Energía Austral -Origin Energy (51%) y Xstrata (49%)-, fue autorizado recién el martes pasado  por la Comisión de Evaluación Ambiental de Aysén. Considera una inversión estimada de US$730 millones y una potencia instalada de 640 MW.

 Es, además, la primera central hidroeléctrica de las que Energía Austral someterá a evaluación ambiental, y que incluyen otros dos proyectos de generación (Blanco y Cóndor) y una línea de transmisión.

 En fallo dividido, los ministros Sergio Muñoz, Sonia Araneda y Alfredo Pfeiffer acogieron la resolución presentada por una serie de grupos representados por la Corporación Fiscalía del Medio Ambiente.

 “Se ignora recomendación del Sernageomin” 

El fallo determina ilegal el actuar del Servicio al aprobar el Informe Consolidado desconociendo uno del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) que recomendaba no aprobar un estudio de suelo.

 “Que en estas circunstancias, el ICE (el informe consolidado) adolece de ilegalidad por haber ignorado la recomendación del Sernageomin y no contener el estudio de suelo indicado, que, a juicio de esta Corte, resulta imprescindible para que el proyecto pueda ser sometido a la aprobación o rechazo de la Comisión de Evaluación Ambiental. Por tanto, la situación descrita refleja la infracción de los artículos 24 y 27 del Reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, otorgando mérito suficiente para acoger la acción constitucional impetrada”, dice el fallo.

 Agrega que “la ilegalidad descrita constituye una amenaza a las garantías constitucionales de los numerales 1 y 8 del artículo 19 de la Carta Fundamental, pues al proceder como se ha hecho, el medio ambiente protegido por el ordenamiento jurídico se ve amenazado por el proyecto en cuestión, sin que se adopten medidas claras, específicas y efectivas de mitigación o compensación. Lo mismo sucede con la integridad física de las personas que viven en las comunas donde se emplaza el proyecto”.

 Por lo tanto, se ordena que: “Se acoge el recurso de protección deducido en lo principal de la presentación de fojas 1 y se decide que, previo a pasar el estudio de impacto ambiental a la Comisión de Evaluación Ambiental para que ésta se pronuncie respecto de la aprobación o rechazo del proyecto “Central Hidroeléctrica Cuervo”, el titular del mismo -Energía Austral Limitada-, deberá realizar el estudio de suelo indicado por el Sernageomin a que se hace referencia en el considerando octavo de este fallo, el que deberá ser incluido por la parte recurrida en el Informe Consolidado de Evaluación que servirá de base al pronunciamiento de dicha Comisión”.

 La decisión se adoptó con el voto en contra de los ministros Héctor Carreño y Pedro Pierry, quienes fueron del parecer de confirmar la resolución de la Corte de Apelaciones de Coyhaique que había rechazado el recurso.(La Segunda)