En el marco de la cena anual del Consejo Minero, el presidente ejecutivo de la entidad, Joaquín Villarino, compartió un crudo discurso acerca de los temas pendientes para fortalecer la industria minera. A nombre de las mineras solicitó al gobierno soluciones concretas al problema energético antes del período electoral.

Ante la mirada atenta de los asistentes, entre los que se encontraban el Presidente Sebastián Piñera, Jean Paul Luksic ,presidente del directorio del Consejo Minero y de Antofagasta Minerals; Thomas Keller, presidente ejecutivo de Codelco y Peter Beaven, presidente de metales base de BHP, entre otros, Villarino señaló que las soluciones a los problemas energéticos “debieran gestarse antes que nos encontremos en período electoral, durante el cual los ánimos no suelen estar muy disponibles para los acuerdos”.

Poca competitividad energética

Dentro de la escasez energética, Villarino afirmó que “hace falta la incorporación de nuevos actores que incrementen la competencia”. Además comentó que según un estudio encargado por el Consejo, entre los países mineros sólo El Congo tiene un costo de energía más caro que Chile, que a su vez duplica al de alguno de nuestros directos competidores como Perú.

En otro frente, indicó que “las compañías mineras no son ni quieren ser generadoras, pero la actual falta de competencia y los altísimos precios las obligan a asumir ese rol”.

Proyectos realistas para 2020

Ante la repetida consigna de que los proyectos mineros demandarían una inversión que bordea los cien mil millones de dólares para 2020, Villarino sostuvo que “hay que ser realistas”, porque “éstos no se materializarán de aquí al año 2020, como se ha señalado de manera reiterada. Estimamos que en torno a un tercio de ese monto está postergado definitiva o transitoriamente. Estas ya no son tan buenas noticias”, expresó.

Dentro de las razones por las cuales los proyectos no avanzan con la velocidad que quisieran los empresarios mineros, está que “hoy tenemos una institucionalidad desafiada, un sistema de formación y capacitación deficiente y un panorama energético que nos preocupa”, puntualizó el ejecutivo, y agregó que “como es evidente, estos no son problemas incubados en el pasado reciente, pero sí demandan decisiones urgentes”.

En ese sentido, uno de los puntos que recalcó el presidente ejecutivo del Consejo Minero fue que “es necesario llamar la atención sobre el tratamiento que se le está dando a la regulación que demanda la aplicación del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”, y complementó que “los derechos de estos pueblos no pueden estar por sobre la legislación vigente que rige a todos los chilenos”.

Además de los problemas a los que Villarino hizo alusión, sumó las temáticas la escasez de agua y la baja en la ley de los yacimientos por el envejecimiento de los mismos.(EL MOSTRADOR)