La continuidad de rebeliones y crisis políticas en países árabes, la extensión de la crisis financiera en Europa y los llamados a encarar los derechos sociales en todo el mundo, marcaron mensajes de líderes mundiales en estos dos primeros días del año 2012.

 El Papa Benedicto XVI dijo desde la Basílica de San Pedro que es necesaria reavivar una fe que instaure un nuevo humanismo capaz de generar cultura y compromiso social.

 Indicó que en los países y entre los jóvenes se instala la desorientación por la crisis mundial que se vive que, dijo el Papa, es económica y de valores.

 Benedicto 16 llamó a detener las tragedias violentas extendidas por el mundo y de manera especial, el jefe del Vaticano pidió que los jóvenes tengan acceso a una educación completa y que sean educados en valores de la paz y la justicia.

 El presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, el qatarí Abdulaziz Al Naser, pidió más capacidad de consenso a todos los Estados miembros del organismo internacional para resolver los conflictos y enfrentarse unidos a los desafíos que pueda traer 2012.

 Llamó a los gobiernos de todo el mundo a “demostrar la voluntad necesaria para generar la máxima convergencia y compromiso que puedan conducir al consenso en apoyo de nuestros intereses comunes”, sobre todo en el camino de evitar conflictos armados.

 El presidente de la Asamblea General de la ONU exhortó a que los países hagan “un mayor uso del concepto de mediación en la solución pacífica de disputas, especialmente en Oriente Medio“.

 Uno de los derrotados de la llamada primavera árabe, fue el ex presidente egipcio Hosni Mubarak, y este lunes se informó que el juicio político en su contra se trasladó para el martes, en El Cairo.

 Decenas de personas se congregaron en torno al edificio de la academia de policía, donde Mubarak enfrenta un proceso acusado de haber ordenado el asesinato de unas 850 personas durante las revueltas que lo derrocaron del poder el pasado febrero.

 Y 2012 empieza con un encuentro entre altas autoridades de Palestina e Israel, que se desarrollará este martes en Jordania.

 La idea es reanudar conversaciones de paz ante ambos Estados.

 Esta reunión se produce ante la insistencia de Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia y las Naciones Unidas para que palestinos e israelitas avancen en la procuración de acuerdos de paz.

 El grupo quiere que ambas partes presenten propuestas integrales en tres meses en relación con los temas de teritorio y seguridad, consigan progreso sustancial en seis meses y alcancen un acuerdo general para finales de 2012.

 En este contexto, durante el fin de semana la Armada de Irán lanzó dos misiles de largo alcance en un ensayo de proyectiles que pueden evadir radares y dar en el blanco con gran precisión.

 Los misiles iraníes tienen alcance de 200 kilómetros y puedes destruir un barco de guerra.

 Los ejercicios se dan en el marco de la continuidad de presiones de Estados Unidos, Israel y Europa hacia Irán, lo que ha incluido amenazas de tipo militar.

Varias potencia quieren que Irán termine con su programa nuclear, pero los iraníes lo continuarán este 2012.

 En tanto Europa sigue cruzada por una seria crisis financiera que llevó al término del 2011 e inicio del 2012 a que varios gobiernos elevaran los precios de productos y avanzan en recortes de gastos sociales, afectando el empleo, los subsidios y los salarios.

 Ángela Mérkel, la canciller de Alemania fue elocuente al señalar que el 2012 será, económicamente, peor que el 2011, sobre todo porque las medidas para superar la crisis serán muy duras y afectarán al grueso de la población europea.

 El jefe de Estado francés, Nicolas Sarkozy, fue dramáticamente claro al señor que este 2012  será “el año de todos los riesgos” y planteó la necesidad de “reformas estructurales” que apuntan a reducir gasto social y del sector público, alterar derechos de los pensionados y elevar precios.

 En España, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, anunció que se tomarán nuevas medidas urgentes para “taponar la herida” del déficit público, con el fin de aprobarlas en el Consejo de Ministros del próximo jueves.

 En España ya se subieron los impuestos y se realizó un recorte al gasto por un total de 8 mil 900 millones de euros.(RADIO UCHILE)