Una veintena de dirigentes sociales se dieron cita  en la casona de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, Fech, para presentar una propuesta de reforma tributaria realizada por los univerisitarios. 

La iniciativa, que será detallada dentro de los próximos días,  fue elaborada por los estudiantes, y según el presidente de la Fech, Gabriel Boric,  es la primera de varias que serán presentadas al Ejecutivo. A juicio de los estudiantes, los  proyectos del gobierno sobre esta materia solo “profundizan el modelo que criticamos. No queremos más parches ni regulaciones a los excesos”. 

El vocero de la comisión de reforma tributaria de la Fech, Arón Núñez, explicó que el modelo tributario actual “es regresivo, grava a los más pobres y entrega provilegios a los más ricos, los que pueden eludir el pago de los impuestos”. 

El proyecto de la Fech, explicó Núñez, se basa en dos ejes: aplicar el 90% de impuesto de sobre ganancia al sector de los recursos naturales, además de cambiar la Ley de Renta, creando impuestos según cada sector, “distinguiendo las ganancias de capital a las de trabajo”. 

Señaló además que “por ley se exenta a los ricos de pagar. En ese sentido la segregación no es rara para Chile”. 

Movilización y reunión con Beyer 

Además, Boric invitó a participar del acto que el próximo sábado 21 de abril se realizará en el Parque Almagro desde las 11 de la mañana “para decirle a la élite del país que cada vez somos más y que no ha habido una respuesta del gobierno a las demandas de la movilización estudiantil del año pasado”. 

En el acto se espera la participación de varios números culturales, además de la presentación del balance de la Confech de las movilizaciones del año pasado, y dando inicio a las movilizaciones estudiantiles de este año. 

En la misma línea, el dirigente de la Izquierda Autónoma convocó a una marcha en el país para el día 25 de abril, para la cual en Santiago, ya se reunieron con la Intendencia. 

El presidente de la Fech aprovechó también la oportunidad para emplazar al ministro de Educación, Harald Beyer, sobre la cancelación de matrícula de alumnos secundarios “para que no se escude en que no es un tema de educación sino que es administrativo o judicial. Eso es solo falta de voluntad política”. 

“Si no se reintegra a los alumnos secundarios después no sean hipócritas para preguntar de dónde nace el conflicto que se desarrolla en las calles”, señaló. 

Consultado por la prensa, Boric también condicionó una posible reunión entre los actores sociales y el Secretario de Estado. “Primero se debe reintegrar a los secundarios, además de terminar con las amenazas y hostigamientos a los estudiantes secundarios que finalmente fueron reintegrados a los colegios”. 

Otros asistentes fue el representante de la Confederación de Trabajadores del Cobre, Cristián Cuevas, de la Federación Nacional de Pobladores, Javiera Rivas, de la Red de Defensa a la Precordillera, Estefanía González, de la Confederación de Sindicatos Bancarios y Afines, Andrea Riquelme, de la Consfetracosi, Confederación de Sindicatos y Federaciones de Trabajadores del comercio, oficinas, servicios e industria y ramos conexos), Hernán Méndez, de la Coordinadora de Subcontratados del Retail, Christian Riveros, de la Federación Sindical Mundial, Ricardo Maldonado, además del CENDA, de la Fundación Heinrich Böll. (EL DINAMO)