Minera El Abra continúa negándose al pago de las gratificaciones 2015-2016 y ahora recurrió a a la Corte Suprema para impedir que se ejecute el fallo de la Corte de Apelaciones.

El sindicato de minera El Abra manifestó su malestar luego que la cuprífera recurriera  a la Corte Suprema para impedir que se ejecute el fallo de la Corte de Apelaciones, que le exige pagar $930 millones a 371 trabajadores por concepto de gratificaciones legales.

Al respecto, Robinson Paniagua, presidente del sindicato recordó que “el 16 de octubre la Corte de Apelaciones de Antofagasta acogió la demanda interpuesta contra minera El Abra por la directiva del  sindicato .  Nuestra acción , surgió luego que la empresa argumentando no haber obtenido utilidades en el período 2015-2016, dejó de pagar las gratificaciones a 371 trabajadores por un total de $930.486.000”.

“No obstante, en lo que consideramos como una canallada, la compañía presentó un recurso de unificación de jurisprudencia en la Corte Suprema, con la finalidad de evitar que se ejecute el fallo. Definitivamente, minera El Abra no está por el bienestar de sus trabajadores, ya que este tipo acciones generan intranquilidad, lo cual además provoca que aumente la inseguridad laboral debido a la preocupación de los trabajadores quienes han reclamado de manera justa el no pago de prestaciones legales”, añadió el dirigente.

Frente a la apelación de minera El Abra, Gustavo Tapia, presidente de la Federación Minera de Chile, señaló que “lamentablemente una vez más, minera El Abra desconoce el esfuerzo y compromiso de sus trabajadores y se niega a pagar las gratificaciones correspondientes al periodo  2015-2016. Con esta acción judicial, El Abra dilata el proceso por al menos seis meses, provocando malestar e inquietud entre los trabajadores”.

“El llamado a los trabajadores es a mantener la unidad y tranquilidad, ya que el proceso no ha terminado. Desde la Federación Minera de Chile estamos atentos al desarrollo de los hechos , prestando las asesorías que sean necesarias para defender el interés de los trabajadores”, dijo el presidente de la FMC.

Por su parte, en el Mercurio de Calama , el abogado Carlos Orellana, quien representa a los trabajadores junto a Rodrigo Arismendi, detalló que el recurso presentado por la minera, no es una tercera instancia judicial, y agregó que independiente de la acción de Freeport, el fallo de la Corte de Apelaciones se puede ejecutar, en otras palabras hacer efectivo el pago de las gratificaciones.

Sin embargo, agregó el profesional, la ley le da la posibilidad a la empresa que pidió la unificación de pedir una fianza de resulta, que es básicamente una garantía en dinero en caso de hacerse efectivos los pagos y estos, posteriormente, deban ser devueltos si el fallo de la Suprema se da en favor de la minera.

“La empresa pidió una fianza de $897 millones y fracción, pero tenemos una instancia para que no se le conceda o la cifra se rebaje (…) Estimamos que tenemos los argumentos para mantener la decisión de la Corte de Apelaciones y esperábamos que la empresa pidiera la unificación. Ahora buscaremos que ese cobro no se realice, porque la empresa tiene la posibilidad de recuperar la plata, porque es la que le paga a los trabajadores y si hay un fallo adverso posterior para el sindicato, puede descontarle a los trabajadores o llegar a un acuerdo sobre el dinero”, detalló.