La comisión asesora presidencial del litio entregó a la Presidenta Michelle Bachelet el informe que se elaboró luego de 7 meses de trabajo que pretende crear una nueva institucionalidad para la explotación del litio, darle un valor agregado y asegurar una explotación del recurso que asegure su sustentabilidad.

Entre las conclusiones entregadas por los 20 especialistas la Mandataria deberá analizar si decide mantener el carácter estratégico del mineral, si una empresa estatal se hace cargo de la extracción y cómo se logra romper con el modelo exportador de materia prima.

Es así que la ministra de Minería Aurora Williams, que presidió la instancia, sostuvo que es necesario mantener el carácter no concesionable del mineral.

“El litio viene de una salmuera que en la práctica, a diferencia de otros minerales, no es un cuerpo rígido, lo que implica naturalmente que su explotación va a afectar a un salar completo y eso implica que una de las primeras propuestas que hace la comisión es mantener el carácter de no concesible del litio, y más aún dentro de la propuesta está llevarlo a una condición de constitucional”.

La comisión, según indicó la ministra Aurora Williams, propuso a la Presidenta revisar la institucionalidad vigente de las concesiones entregadas en 1982 y las que se adjudicaron posteriormente a esa fecha.

“Por una parte aquellas concesiones que fueron entregadas antes del año 82 o aquellos contratos que fueron generados posterior al año 82. Esto implica crear una institucionalidad que se haga cargo y que pueda fiscalizar, regular y administrar los contratos que hoy existen. Finalmente propone una relación de creación de valor con el territorio. Nosotros tuvimos representantes de los pueblos atacameños en la comisión y además en la generación de cluster, y es además lo que significa la investigación, el desarrollo y la agregación de valor en el caso particular del litio”.

Aurora Williams agregó que dentro del informe la propuesta que plantea que sea el Estado el que se haga cargo de la extracción del Litio toma fuerza: “Queremos señalar que tanto Codelco como Enami pueden explotar el litio. En el caso particular de Codelco tiene pertenencia y la comisión no se ha cerrado a esa posibilidad de que sea una empresa del Estado dentro de las dos que hoy día existen, Codelco o Enami, o la creación de un vínculo público privado que efectivamente establezca la posibilidad de explorar y explotar el litio”.

Luego de la actividad los expertos remarcaron la importancia del mineral y el aporte que tiene tanto para la economía chilena como para el desarrollo del país.

El profesor de la Facultad de Física de la Universidad de Chile, y experto en Nanometales, Gonzalo Gutiérrez, que además participó de la comisión como asesor de la Central Unitaria de Trabajadores, resaltó la importancia de que una empresa estatal sea la que administre el litio.

“A mi juicio la manera adecuada de tratar el litio es con una empresa pública en asociación con privados, pero controlada por una empresa pública. Nosotros como representantes de los trabajadores así lo planteamos y así es como resolvió también la comisión. Y por lo tanto el Estado debe ser el controlador de un recurso estratégico como es en la mayoría de las partes del mundo, los recursos estratégicos, digamos los hidrocarburos o el estilo de Petrobras en Brasil son propiedad del Estado”.

Sin embargo el controlar la extracción del mineral por parte del Estado es sólo una parte de la propuesta que se le entregó a la Presidenta Michelle Bachelet. Lo que se busca es que Chile pueda darle un valor agregado a la explotación del llamado “oro blanco” o “petróleo del futuro” según explicó Gonzalo Gutiérrez.

“El éxito de una política del litio es ponerle valor agregado, fue un tema de gran debate y nosotros consideramos que el país está preparado para poner valor agregado, para poner valor agregado en término de la extracción, nuevos métodos de extracción, pero también posteriormente a lo que debe ser la cadena de valor hacia adelante. Es decir no solo carbonato de litio, sino que también podría pensarse en hidróxido de litio, litio metálico y por qué no baterías de litio”.

Valentina Durán, Abogada de la Universidad de Chile y Máster en Derecho Ambiental de la Universidad de París, recalcó otro de los aspectos importantes: La sustentabilidad del recurso y de las comunidades. Puntos que fueron considerados por la comisión, aseguró la académica.

“Yo destacaría que hubo consenso al interior de la comisión de la importancia de mirar a los salares como unidad productiva. Es decir con una idea de sustentabilidad que realmente se está instalando, y yo que estoy en el tema ambiental hace años, noté una diferencia muy importante. Existía en todo una noción de que no podíamos abordar el tema del litio sino nos preocupábamos de los salares, que son un ecosistema sensible y además donde viven personas de las comunidades atacameñas, a quienes también incorporamos en el proceso. Cabe destacar que Chile es el segundo productor de litio del mundo y que posee grandes oportunidades dado el aumento sostenido que ha tenido el mineral en los últimos años, donde se podría utilizar en tres mercados potenciales como son los reactores de fusión nuclear, las baterías secundarias de alta capacidad para vehículos de propulsión eléctrica, y las aleaciones livianas hechas con aluminio y litio”.

Posteriormente a la recepción del documento, la presidenta Michelle Bachelet solicitará las modificaciones legales que correspondan por medio de propuestas legislativas entregadas al Congreso en plazos que no fueron determinados.

Cabe mencionar que actualmente existen dos empresas que han extraído el litio. Chemetall, que es la mayor compañía de litio del mundo, y que gracias a que nació desde una asociación entre Corfo y la estadounidense Foote, posee la propiedad de los yacimientos del Salar de Atacama por lo que no pagó nunca impuestos. Mientras que SQM también se sumó a otro proyecto junto a Corfo, y desde 1986 ha explotado el litio pagando un irrisorio 7% de impuestos.(RADIO U. DE CHILE)