Este miércoles se vota en la Cámara y en el Senado el proyecto de acuerdo sobre la reforma laboral que acordó la Comisión Mixta este martes. El acuerdo dejó conforme a los integrantes de La Nueva Mayoría, pero generó fuertes críticas en la oposición, la que anunció que recurrirá al Tribunal Constitucional por esta norma.

Después de debatir toda la mañana del martes, la Comisión Mixta llegó a un acuerdo para despachar la Reforma Laboral impulsada por el Gobierno. De esta manera, la iniciativa quedó lista para ser votada tanto por la Cámara, como por el Senado durante la jornada de este miércoles 6 de abril.

Esto fue posible ya que el punto más controvertidos del proyecto, la “adecuación necesaria” se aprobó en el tercer trámite y no fue parte de la Mixta. Así, la instancia ratificó el acuerdo de la Nueva Mayoría para resolver sus diferencias en cuatro materias: Establecer la sub-contratación como una práctica desleal, el derecho a la información para la negociación colectiva, declarar la huelga pacífica, y re-incorporar la negociación inter-empresa.

La aprobación no dejó a todos conformes ya que había quienes querían explicitar la redacción en estos aspectos. Desde el Partido Comunista el diputado, Lautaro Carmona, afirmó que se dio este paso “con las limitaciones y las perfecciones que siempre en todo proceso legislativo se puede hacer”.

Por otro lado, el diputado socialista e integrante de la Comisión de Trabajo, Osvaldo Andrade, apuntó a los acuerdos y criticó a quienes siguen manteniendo reparos, los que calificó como “mentirosos”.

“Estoy satisfecho porque creo que las líneas argumentales que planteamos fueron suficientes como para justificar las razones de la norma. A mí me preocupan eso sí ciertas falacias, que se plantean más bien como slogan, por ejemplo esto de que el proyecto sería una sindicalización encubierta. El trabajador que no es parte del sindicato va a beneficiarse del IPC, va a beneficiarse con la extensión de beneficios o si hay algún acuerdo bilateral. Todo eso está en la ley”, sostuvo Andrade.

La oposición rechazó el acuerdo de la Nueva Mayoría. El diputado de Renovación Nacional Cristián Monckeberg, se refirió en especial a la extensión de beneficios, la que calificó como “inconstitucional”.

En ese sentido, el senador de la UDI, Hernán Larraín, sostuvo que el proyecto viola las leyes nacionales e internacionales, “hemos hecho todos los esfuerzos para que estas normas, en algunas materias clave, no rompan con los principios de la Constitución y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), por ejemplo, la libertad de afiliación o la titularidad sindical, para que sean los trabajadores y no los sindicatos los únicos que puedan negociar. Creo que el gobierno no se ha dado a la razón y la Nueva Mayoría pareciera no respetar los principios fundamentales de nuestra Constitución”, afirmó.

Por lo mismo la oposición anunció que esta misma semana recurrirá al Tribunal Constitucional (TC) para “asegurar que ciertos principios básicos, como el que no exista afiliación obligatoria encubierta”.

Por su parte el gobierno salió a defender la iniciativa. Así lo hizo la titular del trabajo, Ximena Rincón: “Nosotros vamos a defender los principios que inspiran este proyecto y esperamos salir victoriosos de aquello, pero el TC es una instancia que existe y, apenas tengamos que enfrentarla, obviamente lo vamos a hacer como Ejecutivo. Estamos ya coordinados con la Segpres que es la que lleva adelante estas materias”.

La secretaria de Estado señaló que el avance que se ha hecho es sustantivo y que están en condiciones de sacar adelante el trámite esta jornada, en una sesión ordinaria de Sala que comienza a las 10:30 horas y finaliza a las 14.00 horas, dando pie a su eminente aprobación en el Senado.

Sin embargo, la idea del Gobierno era anunciar este 21 de mayo la completa promulgación de la Reforma, pero el requerimiento ante el TC extenderá varias semanas los plazos, y presenta el riesgo de que un fallo adverso obligue a realizar modificaciones.(DIARIO U. DE CHILE)