La minera estatal, junto con su socia japonesa Mitsui, controla el 29,5% de Anglo American Sur, sociedad propietaria de Minera Los Bronces, vecina de Andina y a la que desde hace años mira Codelco.

No es, aún, una idea a firme ni que haya sido analizada en el directorio de Codelco, pero entre ejecutivos y sindicatos -sabido es su peso al interior de la corporación- está cobrando fuerza: que la estatal compre el control de Los Bronces como plan B frente a un eventual rechazo al proyecto Andina 244.

Se trata de un antiguo anhelo de la corporación, que ya tuvo una oportunidad de comprar el 100% de Los Bronces en 2001, cuando era presidente ejecutivo Juan Villarzú. No obstante, una diferencia de apenas US$100 millones en la oferta inclinó la balanza para que Anglo American, actual controladora de la mina, se quedara con la faena.

Tras eso, haciendo uso de una opción de compra que seguía en manos de Codelco, en 2012 la estatal pagó US$1.700 millones por el 24,5% de Anglo American Sur, a lo que se sumó un 5% adicional que adquirió Mitsui y que aportó a la sociedad Becrux, de la que hoy Codelco posee el 67,8% y la japonesa el restante 32,2%. Dicha sociedad posee el 29,5% de AAS, Mitsubishi el 20,4% y Anglo American el restante 50,1%.

Hoy, sin ninguna opción de compra de por medio y resuelta hace años la disputa comercial y jurídica entre Codelco y Anglo, la alternativa ha sido puesta sobre la mesa por algunos ejecutivos de la estatal, principalmente ligados a Andina. Ellos plantean que si la división no puede crecer hacia la cordillera, debido a las limitaciones ambientales -y eventualmente a la ley de glaciares- sólo podría hacerlo hacia el sur, que es donde está Los Bronces.

A ambas operaciones las separa únicamente un cordón montañoso, en cuyo interior existe aún gran parte de mineral. Aunque ambas empresas han estudiado las sinergias que se producirían en caso de fusionar los rajos dos veces en la última década, no se ha llegado a ningún acuerdo, lo que ha mantenido sin explotar la zona que divide a ambas operaciones.

A ello se suma el atractivo económico: Andina 244 costaría, según cálculos de la propia empresa, en torno a US$7.000 millones. Considerando que Mitsubishi pagó US$5.390 millones en 2011 por el 24,5% de Anglo American Sur, se estima que la inversión para asumir el control de Los Bronces sería, a priori, menor que lo que se gastaría Codelco en ejecutar Andina 244.

Anglo American previó esta situación en las negociaciones de 2012 e instó a Mitsubishi a ceder parte de ese 24,5%, para quedarse con el 50,1% y evitar que Codelco pudiera tomar el control negociando con Mitsubishi.

Andina es para Codelco la única alternativa de crecimiento de su producción hacía futuro. Recientemente, el presidente del directorio, Oscar Landerretche, comprometió un aumento de producción a 2 millones de toneladas a 2025, una vez que estén listos todos los proyectos estructurales. Sólo Andina 244 podría permitirle a la estatal superar esa cifra.

Por ello, si no desarrolla esa expansión, la única alternativa que le queda a la corporación es adquirir otra mina, ya sea en Chile o en el extranjero. Por ahora, los esfuerzos de exploración para hallar nuevos yacimientos greenfield no han dado con grandes reservas como son Andina, El Teniente o RT.

Por ahora, la primera prioridad y el único proyecto a firme y oficial en Codelco respecto de Andina es su expansión a 244 ktpd (mil toneladas de mineral). El proyecto de desarrollo sigue su curso en la institucionalidad ambiental; recientemente Codelco entregó sus respuestas al primer Icsara, pero la iniciativa enfrenta una gran amenaza si es que se aprueba, tal como está redactado, el proyecto de ley de protección a los glaciares.

La empresa estatal ha reconocido que Andina 244 tiene un efecto en cinco glaciares, aunque inicialmente eran seis. Según ha dicho, se trata de afectaciones marginales y que apenas corresponden al 0,08% de los glaciares de la zona. Además, los cinco glaciares afectados corresponden a cuerpos de roca y no blancos, lo que según Codelco marca una diferencia.

Aun así, la comisión de Medioambiente de la Cámara, que está tramitando este proyecto de ley, se ha ocupado especialmente de Andina 244. Incluso, la última sesión de esta instancia, realizada el lunes 18 de agosto, se realizó en Los Andes, con la presencia de dirigentes sindicales de Codelco, autoridades locales e incluso el gerente general de Codelco Andina, Ricardo Palma.

El ejecutivo, según publicó la Cámara de Diputados, expuso la mirada institucional respecto a los beneficios que tendrá para el país la puesta en marcha del proyecto minero Andina 244, señalando que aportará US$10.000 millones al crecimiento del país. No obstante, la comisión fijó para la próxima sesión un análisis sobre los alcances que tendría el Convenio 169 de la OIT en el desarrollo de Andina 244. (PULSO)