Presidente ejecutivo Thomas Keller reconoció que una de las opciones es explotar  yacimiento en Maricunga en conjunto con Mitsui.  

Desde hace algunos meses que en Codelco se encuentran evaluando los beneficios que podría traer para la estatal ingresar al negocio de la explotación de litio.

Tan avanzados van los trabajos, que el presidente ejecutivo de la corporación, Thomas Keller, señaló que a fin de año presentarán un plan estratégico para que la compañía desarrolle este mineral en una de sus pertenencias: el salar de Maricunga. Según el ejecutivo -quien hizo estas declaraciones en una exposición realizada en la Universidad Adolfo Ibáñez-, se han evaluado una serie de factores para ver la conveniencia que tiene para Codelco entrar a este negocio.

“Estamos evaluando el modelo de negocios a seguir, viendo las proyecciones de demanda de litio, entre otras cosas”, señaló Keller.

En su presentación, el máximo ejecutivo de la cuprera estatal explicó que la explotación de dicho mineral no constituye uno de los negocios centrales de la compañía, que actualmente tiene el liderazgo mundial en la producción de cobre con 1,75 millones de toneladas del metal rojo por año.

En cuanto al modelo de negocios que llevaría adelante la corporación para iniciar una futura explotación de Maricunga, Keller señaló que será asociándose con terceros.

En este punto, el ejecutivo agregó que una de las opciones es realizar un trabajo en conjunto con sus actuales socios en Anglo American Sur, la japonesa Mitsui.

Pese a lo anterior, Keller explicó que aun no existe ningún tipo de acuerdo con la nipona para llevar adelante el desarrollo de litio. Agregó que también podrían asociarse con otras empresas.

En tanto, uno de los temas que generan preocupación en la cuprera estatal es la falta de proyectos eléctricos en la III Región y los altos precios en la zona. Tras la paralización de Castilla (2.100 MW) y la incertidumbre de Punta Alcalde (740 MW) de Endesa, Codelco podría ver retrasado el plan de expansión que busca impulsar en su división Salvador. Este contempla una inversión por unos US$ 2 mil millones para extender la vida útil de la mina por 30 años desde 2016.

Ante dicho escenario, en la corporación se encuentran diseñando un plan estratégico para asegurar el suministro eléctrico de estas expansiones a precios competitivos.

“Estamos viendo cómo asegurar principalmente costos competitivos para la operación en Salvador, donde puntualmente los precios están afectados por la capacidad de transmisión. Son cosas que estamos manejando internamente”, afirmó Keller.

“Estamos evaluando el modelo de negocios a seguir (en el salar de Maricunga), viendo las proyecciones de demanda de litio, entre otras cosas”.(EMOL)