El proyecto implicó una inversión privada de 3,5 millones de dólares.

 Permitirá inyectar un megawatt de potencia a zonas industriales de la división.

 Autoridades de Gobierno y empresarios inauguraron en el norte de Chile una planta fotovoltaica que suministrará energía a la división Chuquicamata de Codelco.

 El ministro de Minería, Hernán de Solminihac, y el titular de Energía, Jorge Bunster, junto al presidente ejecutivo de Codelco, Thomas Keller, encabezaron la puesta en marcha de Calama Solar 3, la primera planta fotovoltaica industrial del país.

 El proyecto, construido y operado por la empresa Solarpack, implicó una inversión privada de 3,5 millones de dólares y permitirá inyectar un megawatt de potencia a las zonas industriales de la división Chuquicamata, potencia instalada que equivale a la electricidad que reciben diariamente 1.000 familias de Calama.

 En total, la planta tiene la capacidad de generar 2,69 gigawatt hora al año y evitará la emisión de 1.680 toneladas anuales de dióxido de carbono.

 Si bien su capacidad de generación es modesta, para Keller «se trata del primer paso trascendental» para lograr que ésta sea una alternativa que sustente la producción limpia de Codelco, informó la estatal en un comunicado.

 Según Codelco, éste es el primer proyecto de energía solar del mundo desarrollado sin subsidio y realizado por empresas industriales, lo que permite lograr que una iniciativa de este tipo sea sustentable.

 El sector minero consume alrededor de un tercio de la generación de Chile, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).(COOPERATIVA)