Minera introdujo elementos de voluntariedad a la propuesta, que era la piedra de tope para llegar a un acuerdo. Según dirigentes, convenio podría votarse la semana que viene.

La negociación colectiva entre Codelco y los sindicatos de Chuquicamata parece haber enmendado el rumbo.

Todo, a partir de una nueva propuesta de la administración a los trabajadores, que flexibiliza los términos del plan de retiro que pretende llevar adelante la estatal para reducir sus dotaciones en los próximos cinco años, con la vista puesta en la conversión a minería subterránea que llevará adelante la mina a tajo abierto más grande del mundo.

La negociación (de carácter anticipado, como lo acordaron las partes en noviembre) pareció peligrar la semana pasada, luego que las organizaciones sindicales rechazaran uno de los puntos impuestos por Codelco, que pretendía fijar de antemano las nóminas de los 2.151 trabajadores que deberán salir de la compañía en el corto y mediano plazo. Incluso, llegaron a tomarse los accesos al mineral de Chuquicamata en señal de protesta.

Pero la situación cambió luego de esa medida de fuerza. La administración retiró ese punto tal como estaba redactado en un comienzo y aceptó el pedido de los trabajadores, que implicaba conversar año a año cuáles iban a ser los nombres que debían salir de la corporación.

Esto fue reconocido desde la casa matriz de la cuprera estatal, donde se ratificó el cambio en la redacción y la normalización de las negociaciones entre la administración de Codelco y los dirigentes de los Sindicatos 1, 2, 3, 5 y Minero de Chuquicamata y 1 de Antofagasta.

El cambio en la redacción señala que el plan de retiro no estará asociado a nombres de antemano, sino que será un programa voluntario, tal como querían los trabajadores. Esto permitió que se retomaran las negociaciones, las que de acuerdo con Codelco deberían seguir desarrollándose durante las próximas semanas.

Sin embargo, dos dirigentes de los sindicatos comentaron que el acuerdo está muy cerca y que podría darse incluso durante el fin de semana. De salir humo blanco, el mismo lunes podrían desarrollarse las asambleas informativas y llamar a votación, para ratificar en las urnas el acuerdo alcanzado.(PULSO)