El 28 de octubre de 2011, el presidente ejecutivo de Codelco augura “consecuencias legales significativas”.

 Cada vez se conocen nuevos antecedentes en el conflicto entre Codelco y Anglo American. Esta vez fue la defensa de la estatal la que presentó ante el 14º Juzgado Civil de Santiago, correos de carácter confidencial entre el presidente ejecutivo de la minera chilena, Diego Hernández, y los máximos directivos de la inglesa antes y después de que se hiciera público el acuerdo alcanzado con la japonesa Mitsui para ejercer la opción por hasta el 49% de Anglo Sur (AAS).

 En una de las misivas, John Mackenzie, presidente ejecutivo de cobre de Anglo señaló: “… durante nuestras discusiones previas usted me mencionó que el gobierno había manifestado que la oferta que nosotros habíamos hecho acerca de la opción no excedía el valor del impuesto a la ganancia de capital que sería pagado por nosotros si fuese ejercida… yo refuté esta afirmación, y pensé que sería útil clarificar este asunto”, señala un email firmado por el ejecutivo con fecha 13 de septiembre de 2011, en el cual se adjunta un cálculo del impuesto pagadero una vez ejercida la opción (US$ 869 millones).

 Hernández, en tanto, le envío un correo a Cynthia Carrol, CEO de Anglo, el 28 de octubre, diciendo: “Hemos escuchado que Anglo ha contactado a contrapartes acerca de la venta de las acciones de Anglo Sur que están sujetas a la opción. Creemos que cualquiera de las acciones violaría el contrato de opción, y tendría, por ende, consecuencias legales significativas, así como también un profundo impacto en nuestra relación…”, subrayó en un extracto de la misiva.(DF)