FOTO CONTAMINACIÓN EN CHINA

Calefaccionar las ciudades chinas es un trabajo sucio, que se realiza básicamente con carbón. Reducir la dependencia de este material altamente contaminante está subiendo en la lista de prioridades del gobierno, a medida que la calidad del aire se vuelve un tema cada vez más delicado.

El gas natural, una importante alternativa, será una fuente de energía más importante para China en el futuro, pero sin reformas al actual sistema de precios, que fija los valores del gas vendido en el país por debajo del costo de importarlo, los grandes grupos de energía del país difícilmente verán un beneficio. A medida que las importaciones siguen aumentando, reformar el sistema de precios será cada vez más urgente.

Aunque el gas natural representó sólo 4,5% del consumo primario en 2011, el plan del gobierno es elevar la participación del shale gas a 10% en 2020.

El uso del gas natural en China ha sido frenado por el limitado suministro doméstico. La producción de gas alcanzó 102.500 millones de metros cúbicos en 2011, un alza de 8,1% anual. Mientras, el consumo aumentó 21,5% ese año, a 130.700 millones de metros cúbicos, y se proyecta que aumente a 545.000 millones de metros cúbicos para 2035, de acuerdo a la Agencia de Energía Internacional.

Las autoridades están buscando importar gas natural para aumentar el suministro. Las importaciones chinas que provienen tanto de gasoductos como de embarques de gas natural líquido (LNG) aumentaron 90% en 2011, a 31.600 millones de metros cúbicos, representando 24% del consumo doméstico total, un alza respecto del 11% de tres años atrás. Y su participación debería seguir aumentando.

Pero las políticas de precios de energía en China no corresponden a los precios internacionales. Las compañías que importan gas han tenido pérdidas ya que han sido forzadas a vender en el mercado doméstico a un precio menor que su costo. A medida que el gas natural se convierte en una prioridad nacional, las compañías presionan por un cambio de este esquema. PetroChina, la segunda compañía más grande del mundo por capitalización bursátil está operando a pérdida, lo que ha afectado su desempeño en el mercado.(FINANCIERO)