Las inversiones mineras por más de US$100 mil millones que alguna vez se anunció para el país, han ido derrumbándose por distintas razones.

FOTO ORO SE DESPLOMANo sólo Pascua Lama está revisión. Casi toda la cartera aurífera está frenada, con la mina binacional y Cerro Casale, las dos de Barrick, como punta de lanza. La última en diferirse es El Morro. Baja en el precio del oro es clave para estas determinaciones.

Como piezas de dominó, la cartera de inversiones mineras por más de US$100 mil millones que alguna vez se anunció para el país, ha ido derrumbándose por distintas razones: falta de energía, altos costos, problemas regulatorios y más recientemente por la baja en los precios de los metales.

El último portafolio en enfrentar dificultades es el de la minería aurífera, que se suponía pondría al país entre los principales productores de este metal, con proyectos por cerca de US$20 mil millones a desarrollarse sólo durante esta década.

La minera canadiense Barrick, propietaria de Cerro Casale y también de la primera minera binacional del mundo, Pascua Lama, era la principal gestora de este verdadero boom de inversiones auríferas. Y así como lideró esta arremetida, también ha encabezado los anuncios de postergación de proyectos.

La última iniciativa en pasar a engrosar esta lista es El Morro, de propiedad de Gold Corp (70%) y a New Gold (30%). Si bien, este proyecto se encontraba paralizado desde hace meses, debido a dudas relativas al Convenio 169 de la OIT, la semana pasada la empresa que encabeza el proyecto, Gold Corp, anunció un plan para diferir inversiones comprometidas en sus proyectos, entre los cuales se encuentra, precisamente, El Morro.

“La empresa ha identificado algunas oportunidades de diferir desde 2013 a 2014 algunos gastos de capital comprometidos en tres proyectos de crecimiento bajo construcción, Cerro Negro, Eleonore y Coheneur. Adicionalmente, ha identificado otras opciones en proyectos que están en etapas más tempranas, como Camino Rojo, Cerro Blanco y El Morro. Se espera reducir cerca de US$200 millones a US$2.600 millones el gasto comprometido para este año”, señaló oficialmente la empresa minera en su balance correspondiente al primer semestre, que no entrega nuevos detalles sobre el estado actual del proyecto El Morro.

PASCUA LAMA
El proyecto más emblemático de esta cartera es esta iniciativa binacional. La inversión, cercana a US$9.000 millones, hoy se encuentra paralizada sólo del lado chileno, mientras que en Argentina se sigue trabajando en las instalaciones industriales para poder iniciar la producción en un período breve.

El plan de Barrick busca empalmar la disponibilidad de mineral desde el lado chileno con el término de la construcción de las instalaciones en Argentina, de manera de poder comenzar a producir a más tardar hacia mediados de 2016.(PULSO)