Presidente de la Corporación, Marco Antonio Núñez, indicó que ésta sostendrá un “debate continuo” para lograr la aprobación de la iniciativa que es resistida por los empresarios pero que tampoco tiene muy conformes a los trabajadores.

Una extenuante discusión entre parlamentarios oficialistas y de oposición será la que se tomará el Congreso esta semana cuando entre para su votación en Sala, el proyecto de reforma laboral que busca introducir varios cambios al Código del Trabajo.

Así lo anunció el presidente de la Cámara de Diputados, Marco Antonio Núñez, al señalar que “esta semana vamos a estar dedicados tres días, más de 9 horas de debate continuo, para poder despachar la reforma laboral”.

El texto que introduce varias modificaciones no es el gusto total ni de empleadores ni de empleados, puesto que el Ejecutivo ha debido transar algunos puntos que aún no han sido zanjados pese a las indicaciones remitidas por éste y que ya fueron despachadas de las comisiones de Hacienda y Trabajo.

Durante la discusión la Corporación será la encargada de eventualmente analizar y precisar algunos de los puntos de los que, se espera, encuentren consenso en el debate.

Núñez dijo que, posteriormente a la reforma laboral, los diputados esperan despachar la leyes vinculadas a la educación, “una vez que haya acuerdo que esperamos sea comunicado esta semana”.(LA NACIÓN)