Diversos puntos del ferrocarril fueron bloqueados por los ciudadanos y dirigentes de la Asamblea Ciudadana, que exigen recursos permanentes del cobre para la ciudad.

A tres días de llevarse a cabo el Paro Comunal en Calama demandando recursos permanentes del cobre como compensación por los daños sociales y medioambientales que provoca en esa ciudad la actividad minera, los habitantes de la Tierra de Sol y Cobre optaron este domingo por radicalizar las protestas y tomar en forma indefinida la vía ferrea que saca el cobre de la ciudad.

Los bloqueos se extendieron en diversos puntos del ferrocarril, donde los habitantes colocaron elementos contundentes con el fin de impedir el paso del tren, aumentando la presión al Gobierno, para que conceda las demandas exigidas por los calameños, algunas de las cuales incluso formaron parte de las promesas de campaña de Sebastián Piñera, quien además en el marco de su visita a la ciudad reconoció que la capital loína merece “trato especial“.

“Invito a todos los chilenos a entender que en Calama hay cerca de treinta mil trabajadores de otros puntos de el país. Que ellos mismos le cuenten cómo es Calama, cómo encuentran nuestra ciudad. Somos el patito feo de Chile, dando tanta riqueza al país . No estamos pidiendo limosnas, pedimos lo que es justo“, señaló a Radio Carillón el dirigente de la Asamblea Ciudadana, Luis Rozas.

Hasta los diversos puntos tomados por los ciudadanos acudió un fuerte contingente de carabineros, registrándose una cifra aún no confirmada de detenidos, incluyéndose el dirigente sindical de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) y recientemente electo como miembro del directorio nacional de la CUT, Jedry Véliz, el dirigente estudiantil Marco Rudolffi y el candidato a concejal Darío Quiroga, quienes fueron derivados hasta la comisaría ubicada en calle Granaderos.

Estas detenciones fueron criticadas duramente por dirigentes de la Asamblea Ciudadana de Calama, donde destacaron que quienes se manifiestan “son calameños, no son delincuentes, las cosas que hacemos son a rostro descubierto“.

Asimismo el dirigente social Luis Rozas señaló que “el propio Gobierno ha destacado que los habitantes de Calama somos educados en las manifestaciones sociales, pero nos hemos puesto un poco mal educados porque el Gobierno no responde a nuestras demandas“.

Desde el movimiento social loíno se adelantó que estos hechos se extenderán en forma indefinida e invitaron a la comunidad loína a sumarse a estas manifestaciones en beneficio de la ciudad “que es el sueldo de Chile“.(DIARIO DE ANTOFAGASTA)