FOTO Minera-Spence

La multinacional pretende concentrarse en el desarrollo de sus principales proyectos, como la ampliación de Escondida. En el mercado no se descarta que incluso pueda incorporar socios a dos de sus operaciones en Chile: Spence y Cerro Colorado.

US$2.800 millones. Esa es la cifra que una de las mineras más importantes del mundo, la anglo-australiana BHP Billiton, ha recaudado sólo durante los últimos seis meses, mediante un programa de venta de activos en el que está embarcado y que, hasta ahora, es un éxito.

La idea central de la compañía -que en Chile controla Escondida, Spence y Cerro Colorado- es simplificar el portafolio de la compañía y concentrarse en sus proyectos más relevantes y demandantes.

La primera gran venta que realizó fue la del 37% de la sudafricana Richards Bay Minerals, que le reportó US$1.900 millones a la multinacional. Además, BHP Billiton está a la espera de las aprobaciones regulatorias finales para vender el yacimiento de uranio Yeelirrie, también en Estados Unidos, como también la empresa de diamantes Ekati.

El primero de estos dos negocios considera un pago de US$430 millones, mientras que el segundo considera otros US$430 millones. Tanto en el caso de Richards Bay Minerals (empresa sudafricana) como en el de Ekati, el comprador es la socia de BHP en Escondida: Rio Tinto. Todo esto, sólo en los últimos seis meses.

Más novedades. Pero la empresa no cesará en este programa y asegura que seguirá avanzando. “Este es un proceso continuo y dinámico que dará lugar a un negocio cada vez más concentrado y eficiente en la asignación de capital”, explicó el presidente ejecutivo de aluminio, níquel y desarrollo corporativo de BHP, Alberto Calderón, en el marco de la conferencia global de minería y metales de Macquaire, realizada la semana pasada en Nueva York, Estados Unidos.

“Hemos hecho grandes progresos en nuestro compromiso de simplificar la cartera durante los últimos seis meses”, agregó el ejecutivo.

La compañía, además, asegura que los precios de venta de cada un de estos activos incluye un premio respecto a los valores de mercado de los activos, lo que se produce, en gran medida, por la confianza que tiene el mercado con la minera más grande de mundo en términos de capitalización de mercado.

La creación de este programa está asociada a la necesidad de calmar la preocupación de los inversionistas de la compañía, que a comienzos de año se manifestaron preocupados por el elevado gasto de los megaproyectos, entre ellos, la expansión de Escondida, y que considera un gasto total de US$80 mil millones entre 2012 y 2015 en las áreas de metales base, uranio, hierro y gas, entre otras.

Esto llevó también a un ajuste de los planes de inversión, pues de las decenas de proyectos incorporados en el portafolio de BHP, se optó por priorizar los fundamentales, como la expansión de Escondida, en desmedro de otros planes como, por ejemplo, eventuales ampliaciones en Cerro Colorado y Spence, aunque en estos casos se trata de proyectos en fases mucho más preliminares que lade la mina más grande del mundo, actualmente en ejecución.

Precisamente, en el mercado minero chileno hay algunos que creen que, eventualmente, las participaciones de BHP en Spence y Cerro Colorado podrían incorporarse a este plan de venta de activos, pues cuentan con recursos para poder desarrollar inversiones que permitan reponer los niveles de producción actuales e incluso crecer.

No obstante, la propia compañía no ha dado prioridad a estos proyectos y, salvo pocas excepciones (como Antamina, en Perú o la propia Escondida), suele desarrollar sus inversiones en metales base sin socios.

Escondida producirá 1,3 millón de toneladas en 2015

Un salto de proporciones es el que dará Minera Escondida una vez que esté operando el proyecto de expansión OGP1, actualmente en curso y que se espera ya esté operativo en 2015.

Precisamente para ese año, BHP Billiton proyecta un crecimiento en su producción para alcanzar una cifra de 1,3 millón de toneladas de cobre, cifra que representa aproximadamente el 23% de toda la producción de cobre de Chile en un año.

La expansión de Escondida es prioritaria para BHP Billiton, porque es el único proyecto mayor del área de metales base, en un portafolio dominado por grandes inversiones en los negocios de hierro, carbón siderúrgico y gas.

No obstante, Escondida ya comenzará a mostrar resultados de su plan de optimización el próximo año, cuando crecerá 20% en relación con el año fiscal 2012.

De esta manera, la producción de cobre del grupo BHP Billiton crecerá 10% versus 2012.

BHP no es la única dueña de Escondida: es socia de Río Tinto (30%) y dos consorcios japoneses.(PULSO)