Federación Minera de Chile y sindicatos cuestionan la medida, que se mezcla con el futuro incierto de una de las operaciones, por su trámite ambiental.

Como parte de las medidas para enfrentar el incremento estructural de costos y la baja en las leyes del mineral, BHP Billiton informó que tomó la decisión de reducir su dotación en Pampa Norte en cerca de 6%.

Esta unidad integra las operaciones de Cerro Colorado en la Región de Tarapacá, y Spence en la de Antofagasta y, a diciembre, sumaba 2.251 personas. Desde 2010 que forman una sola unidad administrativa, aunque están a 125 kilómetros de distancia.

Ambas faenas estaban registrando bajas constantes en sus niveles de producción, que en 2013 fue de 73,6 mil y 151,6 mil de toneladas de cobre, respectivamente, según Cochilco.

La noticia no fue bien recibida por los sindicatos de la empresa, quienes no habrían sabido del plan de recortes y se les habría entregado poca información.

Gustavo Tapia, presidente de la Federación Minera de Chile y parte de la directiva del sindicato de Cerro Colorado, explica que hubo poca información oficial por parte de la empresa y que estos despidos -que implicarían al menos a 12 personas del sindicato y 44 supervisores de de esa faena- han terminado enrareciendo el clima interno de los trabajadores. En especial, porque hasta antes de estas nuevas bajas se habían producido otras 20 en lo que iba de 2014.

Respecto de los motivos, Tapia dice que es extraña la situación, porque las cosas que justifican la medida -como la baja en las leyes- es un tema conocido desde hace tiempo y se da en un momento en que la producción de Cerro Colorado se ha ido recuperando. A mayo, ésta había subido 23%, según datos de Cochilco.

Al cierre de esta edición, el sindicato de Cerro Colorado estaba por iniciar una reunión con sus trabajadores para definir los pasos a seguir.

Evaluación ambiental


En el sindicato de Cerro Colorado dicen que es inevitable ligar esta situación con lo que está pasando con la evaluación ambiental del proyecto de continuidad operacional de Cerro Colorado.

En los últimos días, el clima alrededor de esta iniciativa ha estado tenso. Primero, porque el seremi de Medio Ambiente, Juan Carlos Liendo, emitió opiniones sobre la iniciativa, tras lo cual el Ministerio de Medio Ambiente le pidió la renuncia.

Luego, parlamentarios de la zona -como el senador Fulvio Rossi- han estado denunciando presiones para que se apruebe el Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

La información que maneja el sindicato -que se ha reunido con autoridades locales- es que hay pocas probabilidades que el proyecto se autorice como está, porque tendría deficiencias. Si la iniciativa se rechaza, Cerro Colorado dejará de operar en 2016.(DIARIO EL FINANCIERO)