Salida del máximo ejecutivo de la minera Edgar Basto se concretaría en el corto plazo.

En un plazo máximo de dos meses Minera Escondida tendrá cambios importantes en su plana ejecutiva.

En una decisión que aún no es oficializada, pero que es confirmada por varias fuentes consultadas, el presidente de la minera privada más grande del mundo, Edgar Basto, dejaría su cargo tras cumplir un ciclo importante a cargo de la cuprífera operada por la compañía anglo-australiana BHP Billiton.

En su reemplazo asumiría un alto ejecutivo australiano, ya designado, quien tendría la misión de concretar los proyectos que en la actualidad están en ejecución por unos US$9.000 millones, entre ellos, la construcción de la central eléctrica Kelar en Mejillones, y una segunda planta desaladora.

Minera Escondida representa el 19,2% de toda la producción nacional de cobre y el 6% a nivel internacional.
llegada

En diciembre de 2009 Edgar Basto asumió la presidencia de Escondida, nombrado en ese entonces por Diego Hernández, quien era presidente de BHP Billiton Metales Base.

La carrera del ingeniero metalúrgico de la Universidad Industrial de Santander, Colombia, al interior de la compañía con sede en Melbourne (Australia) partió en 1989.

Antes de llegar a Chile (Antofagasta), Edgar Basto trabajó en las distintas operaciones que tiene la compañía alrededor del mundo.

Sus primeras incursiones fueron en Cerro Matoso y Cerrejon en Colombia, y Tintaya en Perú. Posteriormente asumió responsabilidades a nivel corporativo.
cargos

Durante el periodo 2006-2008 fue vicepresidente HSEC (Salud, Seguridad, Medio Ambiente y Comunidad) y Sustentabilidad para BHP Billiton en Melbourne.

También tuvo a cargo la vicepresidencia de Operaciones en Metales Base, con responsabilidad sobre las operaciones de Cerro Colorado, Spence, Cannington y Antamina.

Desde su llegada a la ciudad su gestión estuvo acentuada en mejorar la rentabilidad de la empresa y sacar adelante los proyectos que permitirán mejorar la producción de la operación, factor que -por lo demás- es determinante, por los ajustes económicos que el precio internacional del cobre.
ingresos

Los resultados económicos hablan de un escenario algo más complejo para el nuevo ejecutivo que administrará la minera.

De hecho, los ingresos operacionales de la cuprífera en 2013 alcanzaron los US$8.865 millones, cifra que representó un aumento de sólo 0,5%, respecto al registro de 2012 (US$8.824 millones).

Los impuestos pagados por la minera ubicada a 170 kilómetros al sur de Antofagasta durante el año pasado totalizaron US$1.010 millones, monto que bajó en US$191 millones.

También el aporte a la comunidad en el 2013 disminuyó en US$16 millones comparado con el dato de 2012.

Además de revertir estos resultados quien reemplace a Edgar Basto tendrá que asumir la nueva negociación colectiva que podría adelantarse para este 2015.
(Fuente: El Mercurio de Antofagasta)