Ejecutivo a cargo de la operación para la región dijo que la baja en el precio no modifica los planes de la angloaustraliana y descartó nuevas desvinculaciones. A diferencia de otros actores de la industria, BHP Billiton no tiene previsto bajar el ritmo de sus inversiones en Chile, pese a la caída del precio del cobre.

El presidente de Minerals Americas de la compañía, Daniel Malchuk, dijo ayer que en 2017 tomarán la decisión de inversión para la expansión de Spence, activo que junto a Cerro Colorado, forma parte de Pampa Norte.

“Tenemos una mentalidad de ciclo medio, el cobre sube o baja, pero una concentradora como ésta es para 50 años”, dijo el ejecutivo, quien se mostró confiado en que recibirán luz verde, porque se trata, dijo de “un proyecto robusto”.

Además, la empresa decidió externalizar la operación de la planta desaladora de agua de mar que necesitan para viabilizar la ampliación de Spence. La tercerización, explicó, ayudará a cuidar las finanzas de la empresa.

Según ha trascendido, varios proveedores han manifestado interés en esta licitación, que comenzó hace uno año y considera un contrato a 50 años. Una de las características de este proceso es que BHP se hará cargo de la tramitación de permisos y de hecho, ya ingresó a evaluación un Estudio de Impacto Ambiental.

25 años de Escondida

Malchuk hizo estas declaraciones en el marco de la inauguración de OGP1, la nueva planta concentradora de Escondida, la mayor faena de cobre del mundo, cuyo rajo tiene una profundidad de 650 metros (equivalente a poco más de dos veces la gran torre Costanera), y que está conmemorando 25 años de operación.

En ese contexto, el presidente de Escondida, Hilmar Rode, explicó que con esta tercera unidad la capacidad de producción ascenderá a 1,2 millón de toneladas de cobre durante anual durante los próximos diez años.

Claro que esta capacidad no se conseguirá aún, pues en febrero detuvieron Los Colorados, la planta más antigua, para renovar sus equipos, lo que demandará unos US$ 200 millones y tomará un año. Esta decisión se tomaría en junio.

Respecto a la caída de 20% que registra la ley del mineral de Escondida, Rode comentó que éste indicador aún se mantiene sobre 1%, un nivel que se considera bueno en comparación con la industria. “Necesitaremos un nivel de eficiencia alto para mantener nuestro nivel de operación”, dijo.

También comentó sobre el reciente proceso de desvinculación de trabajadores y dijo que aunque fue una situación difícil, quienes se acogieron recibieron altos beneficios y comentó que aunque no pueden dar una señal de estabilidad porque no corresponde, “en este momento no tenemos planes para reducir más” la dotación, dijo.

La ministra de Minería, Aurora Williams, comentó que hacia 2018 esperan un repunte del cobre que no implicará volver a un súper ciclo.

Sobre los planes de reducción de costos y desvinculaciones, Williams dijo que los ahorros pueden hacerse con los trabajadores, lo que mitiga el riesgo de despidos.(DIARIO FINANCIERO)