Kelar aportará 500 MW al Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) y operará con gas natural. La central tendrá una capacidad instalada de 540 MW en ciclo combinado, con una inversión de US$400 millones. Se estima que estará operativa en 2016.

FOTO Central-Kelar-300x183

Proyecto, cuyo objetivo es satisfacer los requerimientos futuros de Escondida, está en la última fase de licitación.

La minera anglo australiana BHP Billiton, operadora de Minera Escondida -la mina de cobre con mayor producción de Chile y del mundo- ha decidido acelerar su programa energético en el país.

Según comentó de manera oficial la compañía, en las próximas semanas se anunciará el inicio definitivo de las obras de la central termoeléctrica Kelar, un proyecto que la empresa proyecta desarrollar en la zona de Mejillones y que abastecerá a las futuras operaciones de Escondida.

Esto, una vez que se conozca el nombre del ganador del proceso de licitación que BHP Billiton realiza para encontrar al desarrollador del proyecto, proceso que se encuentra en la última etapa.

Kelar aportará 500 MW al Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) y operará con gas natural. La central tendrá una capacidad instalada de 540 MW en ciclo combinado, con una inversión de US$400 millones. Se estima que estará operativa en 2016.

La energía que generará Kelar satisfará los requerimientos de la ampliación de Minera Escondida, hoy en plena marcha y que ampliarán la capacidad de producción de la mina. Adicionalmente, BHP Billiton está trabajando en un proyecto de desalación con capacidad para trasladar hasta 2.500 litros por segundo, el que tendrá un costo de US$3.430 millones.

Inicialmente, Kelar era una central a carbón, pero con los años la minera australiana decidió modificar el plan original y transformar esta iniciativa en una central a gas natural, aprovechando de esa manera el suministro que llega a la Segunda Región a través del terminal de GNL Mejillones.

A esto se agrega el proyecto Luz Minera que Codelco planifica construir en la misma zona, y que también utilizará gas natural como combustible principal.

Minera Escondida es controlada por BHP Billiton, que posee el 57,5% de la firma. También participan como socios Rio Tinto (30%) y un consorcio japonés (12,5%).(PULSO)