Actualmente paralizado, el proyecto minero binacional, de Barrick Gold, aumentó su inversión desde US$950 millones a cerca de US$10 mil millones.

FOTO PASCUA LAMA PARALIZADAS

Buscar un socio estratégico es una de las alternativas que está analizando la canadiense Barrick Gold para reflotar el proyecto binacional (Chile-Argentina) Pascua Lama.
En la Mining Copper Conference que se realiza en Toronto, Canadá, su CEO, Jamie Sokalsky planteó que el cronograma que desarrolla la compañía busca levantar la iniciativa en los próximos años, aunque antes de retomar obras debería redefinirse el plan completamente. Entre las medidas que se estudian, el representante de la compañía dijo que buscan aumentar la vida útil del yacimiento y encontrar un socio estratégico que los acompañe en la segunda fase.

Actualmente, la iniciativa está parada. Hace unas semanas, el presidente de Barrick Sudamérica, Eduardo Flores, llegó a La Moneda para reunirse con el ministro del Interior, Andrés Chadwick, y su par de Minería, Hernán de Solminihac.

El encuentro tuvo como finalidad comunicar al gobierno los motivos y alcances de la paralización temporal del proyecto Pascua Lama. En la ocasión, el también vicepresidente senior de la empresa Barrick en el proyecto Pascua Lama dijo que esta decisión es temporal y se debe únicamente a variables de carácter económico, como el aumento de los costos de producción en el sector minero y la caída internacional en el precio del oro.

“Es una decisión económica principalmente. Ustedes han visto que el precio de los metales ha caído fuertemente comparado con los años anteriores, más de un 30 por ciento, y eso afecta fuertemente los resultados económicos de un proyecto de esta naturaleza”, fueron las palabras del ejecutivo. Flores añadió que “este es un proyecto enorme en Chile y Argentina, y tenemos que trabajar con una forma de poder mantener una sustentabilidad en el largo plazo y las variables económicas son completamente relevantes en una decisión de este tema”.

En la oportunidad, desde Barrick indicaron que se trabaja en agregarle valor a la compañía y se garantizó que se respetará todo lo que digan las autoridades reguladoras tanto chilenas como argentinas para que el proyecto siga adelante.

Eso sí, se especificó que se disminuirá la operación en Argentina en los próximos meses.

De esta manera, la detención temporal de Pascua Lama puso en suspenso el primer yacimiento binacional entre Chile y Argentina, que se transformaría en la mayor mina de oro en el mundo. El costo de las obras se había multiplicado desde los US$950 millones iniciales a una cifra en torno a los US$ 8.500 millones. De ellos, la multinacional ya había desembolsado unos US$5.500 millones, cifra que se destinó a la construcción de campamentos en Chile y Argentina. El punto es que cálculos más recientes estiman que la obra costaría unos US$ 10 mil millones. (PULSO)