La estimación de costos anterior de la mina se situaba entre US$ 4.700 millones y US$ 5.000 millones. 

El primer proyecto minero binacional entre Chile y Argentina, Pascua-Lama, deberá esperar un año más de lo previsto para iniciar su operación. Así lo señaló el controlador del proyecto, la canadiense Barrick Gold, en la entrega de resultados del segundo trimestre.

De acuerdo al documento emanado por la compañía, debido «a una productividad menor a la esperada y a distintos componentes que han presionado los costos, la empresa inició, durante el segundo trimestre, una detallada revisión del calendario del proyecto Pascua-Lama y de las estimaciones en materia de costos». De esta forma, si la proyección inicial para el comienzo de la producción era mediados del 2013, ahora estimaron que será la mitad de 2014.

Respecto a los costos, el nuevo análisis de la minera estima un aumento aproximado de entre 50% y 60% con respecto a lo anunciado antes, que estaba entre US$ 4.700 millones y US$ 5.000 millones. Unos US$ 3.000 millones han sido gastados a la fecha.

Barrick espera que la producción anual promedio durante los primeros cinco años de esta mina de 25 años de vida útil esté entre 800 mil y 850 mil onzas de oro y 35 millones de onzas de plata.

Pese al retraso en la puesta en marcha, el proyecto está avanzado en su fase de construcción. Ya finalizó la fase 1 del camino pionero y del sistema para la gestión del agua en Chile, eventos que permitieron el comienzo de las actividades de pre-strepping. Al final del segundo trimestre, el túnel mostraba un avance del 40%. (LA SEGUNDA)