La medida se adoptó tras asamblea general.

FOTO PARO CAÑARICO PERÚ

En asamblea general, los representantes de la comunidad campesina de Cañaris acordaron iniciar un paro indefinido el 25 de marzo en rechazo a la explotación del proyecto minero Cañariaco, de la empresa canadiense Candente Cooper.

Según informó el presidente de la comunidad, Cristóbal Barrios, en la reunión –realizada en el distrito de Pucará (Jaén)– también quedó establecido que los comuneros no se oponen al diálogo con el gobierno para la ejecución de proyectos de desarrollo.

“Son dos temas diferentes. El conflicto es por la concesión otorgada irregularmente a la minera Candente Cooper. Respecto al diálogo y a la inversión de los 100 millones de soles en obras, eso no se discute, porque es una obligación del gobierno y un derecho que nos asiste”, afirmó Barrios.

Sobre el paro indefinido, el dirigente indicó que la medida responde a que el Ejecutivo, a través del Ministerio de Energía y Minas, insiste en desconocer los derechos de  la comunidad campesina, que mayoritariamente se opone al proyecto minero, como lo hizo saber mediante una consulta realizada el 30 de setiembre pasado, y favorecer a la empresa Candente Cooper, reconociéndole una licencia social obtenida de forma fraudulenta.

Por ello dijo que no aceptarán más que la validez de la consulta del 30 de setiembre.

Barrios sostuvo que lucharán “hasta las últimas consecuencias”, pues el proyecto Cañariaco no solo significa el desconocimiento de sus derechos sino también hace peligrar el abastecimiento del agua al encontrarse en una cabecera de cuenca.

Indicó que por esta razón el paro no solo será acatado por los 84 caseríos del distrito de Cañariaco, sino también por las comunidades campesinas y caseríos que se abastecen de agua del Huancabamba y de sus afluentes en Piura, Cajamarca y Lambayeque.

“Estos pueblos también se irán al paro indefinido. Son unos 130. Sus dirigentes se han comprometido a impulsarlo desde el 16 de marzo para hacer sentir la protesta”, señaló.

Se informó que el presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, y el dirigente del Frente de Defensa de Cajamarca, Ydelso Hernández, participaron en la asamblea, junto al congresista Jorge Rimarachín y el dirigente de la Confederación de Comunidades Afectadas por la Minería, Magdiel Carrión.