La titular de Medio Ambiente afirmó que dar un paso al costado es lo que corresponde para no «perjudicar el proceso». Esto, luego de reconocer que, cuando se desempeñaba en la empresa Gestión Ambiental Consultores, participó en «una etapa temprana en el estudio de impacto ambiental» del megaproyecto Punta Alcalde, que fue rechazado por la Comisión de Evaluación de Impacto Ambiental de Atacama.

La ministra de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, resolvió inhabilitarse del Consejo de Ministros al que apelará la empresa Endesa,  luego que la Comisión de Evaluación de Impacto Ambiental de Atacama rechazara la instalación de la megacentral termoeléctrica Punta Alcalde en la comuna de Huasco.

La secretaria de Estado tomó la decisión debido a que antes de asumir en la cartera, cuando se desempeñaba en la empresa Gestión Ambiental Consultores, participó en los estudios iniciales de dicha iniciativa, y de hecho estuvo a cargo de un proyecto termoeléctrico para la misma compañía.

“Participé en una etapa temprana en el estudio de impacto ambiental, así que ya está oficializada mi inhabilidad en este caso, no opino más”, dijo, agregando que es lo que corresponde, ya que de lo contrario, “estaría perjudicando el proceso”.

El megaproyecto, cuyo rechazo se zanjó el lunes último por seis votos a favor y dos en contra, consiste en la construcción y operación de una central termoeléctrica a carbón, constituida por dos unidades de potencia de aproximadamente 370 MW de generación de energía cada una, lo cual implica una inversión estimada en 1.400 millones de dólares.(EL MOSTRADOR)