Thomas Keller, junto a la comitiva de la estatal y de la británica, estuvieron esta semana en Japón.

El dilema nipón. Ese es uno de los puntos que la británica Anglo American y Codelco deben despejar para llegar a un acuerdo extrajudicial. Mitsubishi y Mitsui, cuyas oficinas están a 10 cuadras de distancia en Tokio, son socias de las mineras en conflicto y son competidoras en el mercado internacional.

 Mitsubishi compró en noviembre el 24,5% de AngloSur (AAS), en US$5.390 millones, y Mitsui cerró, en octubre de 2011, un contrato de crédito a Codelco por hasta US$6.750 millones, para financiar la frustrada compra del 49% de AAS. 

Profesionales ligados a las compañías indican que la fórmula que se diseñe para terminar el conflicto debe involucrar a todas las partes. Un abogado dice que la intención del gobierno es que todas las partes contribuyan con la solución y cedan en algo sus pretensiones. “Y que todos los que asumieron riesgos ganen algo”, dicen.

 Para analizar opciones, el presidente ejecutivo de Codelco, Thomas Keller, junto a una comitiva donde está la gerenta de Negocios Estratégicos, Francisca Castro, estuvieron esta semana en Japón. También coincidió en ese país el director de Estrategias y Desarrollo de Anglo, Peter Whitcutt.

 Este no sería el primer viaje de Codelco para lograr cerrar un acuerdo con Anglo. La semana del 25 de mayo, a días del anuncio de renuncia de Diego Hernández a la presidencia ejecutiva de Codelco, Keller se trasladó hacia Londres, para tener el primer acercamiento formal con la minera inglesa.

 Fuentes de Codelco indicaron que la reunión en Tokio buscó destrabar uno de los últimos puntos para llegar a un acuerdo con la británica. Las partes dicen que las conversaciones están bien encaminadas. Y como el diálogo ha sido fructífero, ligados a ambas mineras dicen que el plazo de 30 días que se dieron para negociar -y que culmina mañana- sería prorrogado por, al menos, otros 30 días, lo que se planteará al 14º Juzgado Civil de Santiago. Aquello es lo más probable, pero cercanos a la estatal indican que aún no se cierra la opción de volver a un juicio y esperar el fallo de primera instancia, lo que podría suceder a fines de este año o inicios de 2013.

 Codelco no quiso referirse al tema, por existir contratos de confidencialidad.

 OPCIONES 

Codelco tenía una opción para adquirir el 49% de AAS en US$6.000 millones en ener0 de 2012, pero Anglo vendió antes un 24,5% a Mitsubishi, retuvo el restante 75,5% y negó que Codelco pudiese adquirir el porcentaje inicialmente ambicionado. La diferencia derivó en un litigio judicial.

 Personeros de gobierno dicen que el piso de la negociación para Codelco es obtener, al menos, el 24,5% de AAS y conseguir una compensación por el saldo que no pudo adquirir para llegar a 49%. Anglo sabe que Codelco debe conseguir algo más que el 24,5% para poder viabilizar el pacto. “Pero si es dinero, un descuento u otra cosa, no está decidido”, dice una fuente. En el gobierno afirman que la pretensión es obtener, al menos, el 75% de lo que está en disputa.

 Codelco también quiere reducir la compensación por casi US$300 millones que debe pagar a Mitsui si no traspasa a la japonesa el 50% de Acrux, sociedad que tendrá las acciones que Codelco adquiera de AAS.

 Otra alternativa es que Mitsubishi reduzca su participación en AngloSur, para ceder más espacio a Codelco y acceder a más del 24,5%.

 Una última opción, descartada por una fuente, es que Codelco renuncie al 24,5% a cambio de un pago millonario que le permita financiar sus propias inversiones.(LT)