Asimismo, en los primeros siete meses del año la producción chilena total de cobre creció 3,3%, llegando a tres millones de toneladas métricas.

En los primeros siete meses de este año, según información de Cochilco, la producción chilena de cobre creció 3,3%, totalizando tres millones de toneladas métricas.

En el caso de Codelco –el mayor productor a nivel mundial– redujo su producción en enero-julio en 4,2%, sumando 905 mil TMF, acumulando un 29,8% del total producido en nuestro país, lo que a la vez se traduce en una pérdida de 2,3 puntos de participación en el mercado local. Por el contrario, el 2011 la estatal incrementó en 2,7% su producción del metal rojo.

La mayor baja en la producción la presentó Salvador, con un retroceso de 18,1%, pero con una participación local de sólo 1%. Sin embargo, el retroceso de la estatal se origina en la importante caída de Chuquicamata-Radomiro Tomic, con un descenso de 17,5%.

En dirección contraria, Anglo American Sur –división a la que Codelco accedió a un 24,5% tras lograr un acuerdo con Anglo– anotó un fuerte incremento en su producción de 72,2%, llegando a 237.500 TMF. Con ello, la estatal chilena hubiera accedido a 58.185 TMF extras, con lo cual habría sumado 963.285 TMF, es decir, un 2% sobre lo producido a julio de 2011.

Entre las tres mayores productoras de cobre una vez más destaca la fuerte contracción de la Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi –controlada por Xstrata, Anglo American y Mitsui–, la cual redujo su producción en 36,7%, con una cuota nacional de 5,6%, mientras que 12 meses antes tenía un 9,1%, lo que llevó a los controladores a efectuar un reestructuración de la cúpula ejecutiva de la compañía. Escondida –controlada por BHP– mantuvo su liderazgo como yacimiento individual, con una participación de 19,6% y un alza de producción de 22,4%.(ESTRATEGIA)