La faena minera, de la que el brazo minero del grupo Luksic ostenta el 60% de la propiedad, podría elevar su producción hasta las 250 mil toneladas de tratamiento diario. La primera fase por US$1.100 millones será ingresada al SEA en los próximos meses.

El holding Antogafasta Minerals despejó las dudas que existían sobre el proyecto de ampliación de Los Pelambres, su faena de mayor producción, mediante un plan que la haría pasar de una capacidad de tratamiento diario de 175 mil toneladas por día actual a 205 ktpd.

Se trata de una iniciativa que tendrá un costo total estimado en unos US$1.600 millones y que precedería a una gran expansión que la empresa planea desarrollar a futuro. Según el CEO de Antogasta plc -matriz de AMSA-, Diego Hernández, el plan es realizarlo en dos fases, la primera de las cuales entrará a trámite ambiental durante este año.

Así lo reveló el ejecutivo durante una presentación realizada ayer, en el marco de una conferencia global de minería y metales organizada por BMO Capital Markets en Florida, EE.UU.

En la cita, la minera informó que el proyecto que ampliará la capacidad de Pelambres se realizará en dos etapas. El estudio de impacto ambiental (EIA) de la primera fase ingresará a tramitación ambiental este año  y la decisión de inversión se tomará a fines de 2017.

La iniciativa tiene un Capex estimado de US$1.100 millones y buscará “maximizar el rendimiento de la mina con los permisos existentes”. En términos productivos se busca incrementar la producción a 190 mil toneladas de tratamiento diario (ktpd), casi 15% por sobre la producción actual.

El proyecto también incluye una desaladora y una nueva molienda y circuito de flotación “para contrarrestar la creciente dureza del mineral”.

La segunda fase, en tanto, ingresará al Servicios de Impacto Ambiental (SEA) dos años después, en 2018. Esta iniciativa -con un Capex estimado de US$500 millones- buscará incrementar la vida útil más allá de 2037 y elevar la producción hacia las 205 ktpd.

Para lograr los nuevos objetivos planeados por la minera, el proyecto incluirá aumentos en la capacidad de la instalación de relaves y botaderos de residuos, y mejoras en la correa transportadora.

Esta es la primera vez que la minera entrega plazos y especifica las fases que tendrá el proyecto de expansión. Respecto a la expansión mayor de la minera, que incluso podría duplicar la capacidad de producción de Los Pelambres, por ahora no existe un calendario y no está en el horizonte de proyectos más próximos de la compañía minera controlada por el grupo Luksic.

Dificultades

En 2013, el mismo Diego Hernández puso el proyecto en pausa luego de los sucesivos conflictos que tuvieron con las comunidades aledañas. Para no correr la misma suerte, la empresa ligada a la familia Luksic ha llevado adelante un intenso plan de socialización, particularmente con la comunidad de Caimanes y del resto de Valle del Pupío, para mejorar las relaciones y allanar el camino hacia el proyecto de expansión. Por ello, dicho proyecto ya fue “informado” a las comunidades.

La expansión de Pelambres no es el único proyecto que la chilena tiene entre manos para los próximos años.

En 2017 la minera espera tomar una decisión de inversión respecto al proyecto que aumentará la capacidad de tratamiento de mineral y producción de concentrado de cobre en Minera Centinela y extenderá su vida útil hasta el año 2056.

Dicha iniciativa fue ingresada al SEA en mayo de 2015 y una vez aprobada, también será ejecutada en dos etapas. La primera aumentará la capacidad de procesamiento de mineral en 88 mil toneladas por día y aportará 140 mil toneladas de cobre fino (tmf) por año en promedio; la segunda en 62 mil toneladas por día, sumando otras 60 mil tmf. En total incluye una inversión de US$2.700.

En paralelo la minera realiza un estudio de viabilidad, que ha sido “lento, centrándose en los elementos de la ruta crítica”.

Por otro lado, en el mismo distrito Centinela, en estos momentos se está construyendo Encuentros Óxidos. Con una inversión de US$600 millones, el proyecto producirá en promedio 49 mil toneladas de cobre fino al año, con un horizonte de operación de 8 años.

Además, con un horizonte más largo de concreción, la minera desarrolla su primer proyecto internacional, Twin Metals -en Minnesota, EE.UU- y continua explorando yacimientos en Chile y otros países de América.(PULSO)