Barcos portacontenedores casi tres veces más grandes que los que hoy atiende, podrá recibir el Canal de Panamá una vez terminados los trabajos de ampliación por más de USS 5 mil millones que se están ejecutando actualmente. Las faenas estarían listas en 2Ü14, fecha cuando esta obra cumplirá 100 años de operación. 

Se tratará de embarcaciones Pospanamax de 13.500 Teus (un Teu es igual a un contenedor de 20 pies), que por su tamaño hoy no pueden pasar del océano Pacífico al Atlántico, o viceversa, por esa zona. Sólo puede atender a naves de hasta 5 mil Teus.

Ese cambio generará beneficios o ahorros para el transporte vinculado al comercio exterior de Chile, especialmente ligados a envíos de cobre e importaciones de gas natural.

Así lo comentó Alberto Alemán, CEO o Administrador del Canal de Panamá, entidad autónoma ligada al gobierno de esc país. Sostuvo, además, que después de Estados Unidos y China, nuestro país es el tercer mayor usuario del canal debido al flujo de embarques de cobre, vinos, productos agropecuarios, maderas y otros que llegan a nuestro país como carbón y petróleo.

El ejecutivo —que desempeña uno de los cargos más relevantes de esta nación— señaló que la ampliación del canal permitirá el tránsito de barcos que movilizan gas natural licuado (GNL), lo que ahorraría tiempo y costos para C hile, ya que hoy dichas naves deben circular por el Cabo de Hornos para arribar a los puertos chilenos.

«El gas natural es un insumo de energía importante para Chile y se podrá llevar desde el Atlántico», indicó.

Alemán también señaló que hoy, por la capacidad del canal, las exportaciones de cobre se pueden movilizar en máximos de bloques de 50 mil toneladas. Pero una vez culminados los trabajos de expansión, ese límite subirá a 120 mil toneladas. «En vez de usar dos y medio barcos sólo se necesitará uno para mover la misma carga. El costo unitario de transporte será mucho más eficiente», agregó.

Afirmó que las navieras y exportadores chilenos ya estarían analizando esos beneficios, que se podrían su m a r a otros como eI utilizar a Panamá como centro de transbordo de mercancías, conectando desde ese país con otras rutas.

El CEO del canal sostuvo que están realizando estudios respecto del impacto que tendrá en los costos de transporte el paso por esta zona de los barcos de GNL provenientes de diferentes orígenes.

Actualmente, las naves Panamax —de 5 mil Teus— pagan entre USS 200 mil y USS 235 mil por cruzar el canal, mientras que los Pospanamax deberían cancelar entre USS 500 mil y hasta USS 1 millón.

Alberto Alemán sostuvo que la relación con las navieras chilenas son «buenas, son importantes para nosotros». Ello, pese a que periódicamente tienen discusiones sobre los valores de los peajes «porque a nadie le gusta que le suban los precios», dijo.(EMOL)