La organización Océana pidió la clausura de las instalaciones debido a la ausencia de un informe favorable de la seremi de Salud, exigido por ley para garantizar el bienestar de los trabajadores y el resguardo del medio ambiente. 

La organización internacional de conservación marina Océana solicitó a la municipalidad de Puchuncaví la cancelación de la patente y clausura inmediata de la fundición y refinería de cobre de Codelco Ventanas, por no contar con un informe sanitario favorable emitido por la secretaría regional ministerial de Salud.

Este requisito es exigido por ley para garantizar que su operación no atenta contra la salud de las personas, especialmente de sus trabajadores, y el medio ambiente.

A pesar que Codelco Ventanas nunca ha logrado obtener un informe sanitario favorable, en enero de 2012 la municipalidad de Puchuncaví le otorgó una patente por un plazo de seis meses, a la espera que cumpliera con este requisito.

Según Océana, el único informe sanitario para esta planta, emitido por la seremi de Salud de Valparaíso el 18 de abril de este año, es de carácter desfavorable. El documento señala que las deficiencias en los procesos de captación de los gases fugitivos que presentan las diversas plantas de la instalación, ponen en riesgo la salud y seguridad de los trabajadores que operaban en la fundición y planta de ácidos de la misma empresa y del ambiente exterior a ésta.

Esto, teniendo en cuenta que el pasado 1 de agosto el municipio de Punchuncaví extendió el decreto alcaldicio para permitir el funcionamiento de Codelco Ventanas. El municipio envió los antecedentes ante la Contraloría General de la República para que se pronuncie al respecto.(RADIO U. DE CHILE)