Repliegue de la compañía liderada por Julio Ponce Lerou contrasta con el crecimiento que otros actores del mercado como la familia de Urruticoechea, Atacama Minerals y Cosayach, en relación a proyectos para aumentar su producción.

FOTO ALGORTA NORTE

El cierre de un primer semestre con utilidades por US$10,2 millones representó para Minera Algorta Norte un hito en su avance hacia la consolidación final del proyecto.

En este período la compañía obtuvo ingresos por US$56,2 millones y un costo operacional de US$38,8 millones. El resultado contrasta con las pérdidas por US$2,3 millones experimentadas en el mismo lapso del año anterior debido a que la puesta en marcha de la planta se dio hacia la segunda mitad del 2012.

La productora de yodo, controlada por la familia De Urruticoechea, habría logrado operar a capacidad de diseño a fines del primer semestre y se prevé que cierre el 2013 con una producción en torno a las 3.000 toneladas de yodo y un nivel de facturación cercano a los US$150 millones.

Para el 2014, la empresa ya alcanzaría las 4.000 toneladas concebida en el proyecto, lo que sumado a las 2.000 toneladas generadas por la otra operación de la familia De Urruticoechea, A.C.F. Minera, se totalizaría una producción en torno a las 6.000 toneladas.

Otros Competidores

Atacama Minerals, otra de las cuatro grandes dedicadas a la explotación de yodo, cerró con un semestre no del todo positivo producto de menores precios y mayores costos. La empresa perteneciente a la canadiense Sirocco Mining sufrió una caída del 88,2% en sus utilidades, pasando de una ganancia neta de US$11,9 millones en el 2012 a sólo US$1,7 millones en el actual ejercicio.

Pese a esto, continúan en marcha las inversiones para incrementar en cerca de un 31% la producción de yodo para este año, desde las 1.224 toneladas del 2012 a unas 1.600 toneladas para este año a partir desarrollo de mejoras en los actuales procesos. Para el próximo año, en tanto, la meta es llegar a las 2.000 toneladas del recurso con la incorporación de un molino SAG.

Cosayach, por su parte, apunta a dar otro gran golpe en el mercado con una cartera de proyectos que elevarían su producción desde las 2.500 toneladas generadas en el 2012 a más de 3.000 para el presente año. La ejecución de las distintas iniciativas de la compañía vinculada a la familia Errázuriz podrían llevar la producción incluso a unas 6.000 toneladas hacia el 2015.

SQM

En el primer semestre la compañía liderada por Julio Ponce Lerou ya padeció la fuerte entrada de Algorta Norte, tal como reconoció en sus estados financieros. La caída en los volúmenes de venta y la baja de un 3% en el precio del yodo fueron determinantes en la disminución de un 15,4% en los ingresos del segmento producto –principalmente- de esta nueva competencia.

La principal productora mundial de yodo ha sufrido el impacto del quiebre en el cartel del potasio, su principal segmento. El desplome en la bolsa que ha significado expectativas de una caída en este recurso más la creciente oferta que se proyecta en el mercado del yodo han frenado el impulso inversor en SQM. Bajo este marco es que la firma ha anunciado que sus planes de incrementar la producción  de yodo de 12.500 a 15.000 toneladas están bajo revisión. (Estrategia)