Los senadores chilenos Carlos Cantero y Alejandro Navarro, presidentes de las Comisiones de Minería y de Medio Ambiente, exigieron este jueves al gobierno del presidente Sebastián Piñera precisar las condiciones y requisitos de las concesiones para la explotación por particulares de los yacimientos de litio del país.

   Cantero señaló que se deben precisar las condiciones y exigencias para eventuales concesiones y Navarro planteó que el mineral debe pertenecer al Estado.

   El gobierno de Piñera recién anunció la apertura de licitaciones para la explotación de litio, considerado «estratégico» por ley y cuya extracción está hoy día reservado a sólo dos empresas privadas, que operan antes de un decreto en 1986 para mantenerlo como reserva estatal.

   El gobierno informó el interés de empresas extranjeras para desarrollar más de 90 proyectos del litio chileno, lo que generó un debate sobre si el Estado debe o no entrar a este negocio.

   Chile figura entre los principales productores de litio a escala mundial y cuenta con grandes reservas en el Desierto de Atacama, norte del territorio. 

  La producción de Chile de compuestos de litio se incrementó al pasar de 36.000 toneladas en 2000 a un máximo de 60.000 toneladas en 2007.

   En los últimos años, el litio ha adquirido importancia y alto valor por su uso en baterías de equipos electrónicos, entre ellos autos eléctricos, cuya producción está creciendo en el mundo. El precio de una tonelada del metal ronda hoy día los 6.000 dólares en el mercado internacional.

   El mineral también es utilizado en tratamientos médicos, en la síntesis de compuestos orgánicos y para depurar el aire, así como en la construcción aeronáutica, y aplicaciones nucleares, en otros usos.

   Cantero dijo que «es lógico que se quiera aumentar la producción, pero hay que estudiar dónde se hará y cómo será el modelo de negocios». 

  Expuso que hace meses el senado estudia el tema por la importancia que tiene el litio a nivel mundial.

   Precisó que «debemos ser claros y categóricos en las condiciones y exigencias que se pedirán a cada oferente, como asimismo velar por nuestros ciudadanos y el medio ambiente». 

  Insistió en que en que hay que potenciar la investigación a nivel nacional sobre la explotación de este mineral, a fin de que no se explote en parques nacionales y donde habiten pueblos originarios.

   Recordó que los «Contratos Especiales de Operación del Litio», que se han anunciado «otorgan el derecho al poder explotar el litio en cualquier lugar que en la actualidad esté impedido hacerlo».

   El gobierno justifica los contratos con el argumento de que el Estado recibirá 350 millones de dólares por cada proyecto, tras verse beneficiado por el 7 por ciento del valor de las ventas anuales más otros impuestos.

   Pero Navarro, quien preside la Comisión de Medio Ambiente, enfatizó que «el litio debe pertenecer siempre al Estado de Chile» y agregó que «la licitación de contratos de operación para la extracción de este mineral es un resquicio legal para que Chile pierda soberanía y riqueza para financiar educación, salud y trabajo».

   Dijo que la licitación de contratos especiales de operación para la extracción del litio es «una venta encubierta del patrimonio nacional necesario para tener educación y salud gratuita», e insistió en que «el litio es chileno, y debe ser extraído y vendido por el Estado, o una empresa como la cuprífera estatal» CODELCO.

   Recordó la Constitución que señala que las minas pueden ser explotadas sólo por el Estado, salvo que se entreguen mediante contratos especiales de operación a privados, pero este mecanismo es caso a caso.

   En cambio, sostuvo, «el gobierno plantea una licitación internacional de todos los yacimientos que no se han explotado, sin restricción y se tuerce la Constitución para regalar nuestro patrimonio».

   Ambos legisladores coincidieron en que Chile debe integrarse en la cadena de valor de la explotación del litio, invirtiendo en investigaciones del mineral y la formación del personal.

   Esto debido a que posee las reservas mundiales más importantes del mineral y sólo unos pocos profesionales tienen el conocimiento suficiente para orientar políticas para su desarrollo.

   En forma paralela, organizaciones sindicales y sociales anunciaron hoy movilizaciones de protesta por las posibles concesiones del litio a empresas privadas.

   Advirtieron que se opondrán a la propuesta del gobierno que juzgan un intento privatizador y que «claramente está trabajando para las trasnacionales a costa de hipotecar el futuro de todos los chilenos».

   El presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre, Cristián Cuevas, dijo que ya está en marcha la coordinación para la primera movilización nacional en rechazo a la entrega de nuevas concesiones de litio.

   Insistió en que «por ser considerado estratégico está hasta ahora impedido de explotarse por la Constitución y el Código Minero vigente».

   Según Cuevas, la iniciativa del gobierno sería inconstitucional dado que la carta fundamental, en su artículo 19, señala que el Estado tiene el dominio exclusivo, inalienable e imprescriptible de todas las minas que están en las cavaduras, faenas metalíferas, los salares, los depósitos del carbón e hidrocarburos.(RADIO INTERNACIONAL DE CHINA)