Con la compra de al menos 64 bases se cerró la primera fase de la licitación que el Gobierno impulsa para aumentar la explotación del litio en nuestro país.

  Esta parte del proceso llegó a su fin luego que el subsecretario de Minería, Pablo Wagner, culminara también una gira internacional para promover los Contratos Especiales de Operación del Litio (Ceol), modalidad escogida por el Ejecutivo para abrir la explotación de este recurso constitucionalmente declarado como estratégico no concesible.

El seremi de Minería, Rodrigo Mendiburu, valoró el interés que ha despertado el proceso con la compra de bases, y destacó que ahora se abre la etapa de recepción de ofertas, la que se extenderá hasta el 12 de septiembre.

CONTRATISTAS

Los oferentes que busca el Gobierno tendrán la calidad de contratistas para suscribir con el Estado un Ceol, de acuerdo con lo estipulado por el Decreto del Ministerio de Minería del 2 de abril pasado.

El adjudicatario tendrá la facultad para explorar, explotar y beneficiar hasta 100.000 toneladas de litio metálico en 20 años, y deberá realizar un pago específico al Estado equivalente al 7% de las ventas brutas mensuales.

De esta forma, el Gobierno espera que el Estado recaude US$350 millones por casa contrato, lo que incluye el pago de impuestos y el pago específico.

Según informó el seremi de Minería, Chile lidera la producción mundial de litio, con el 41% del total, seguido de cerca por Australia y Argentina.

El personero agregó que nuestro país cuenta con recursos para 1.500 años más al actual ritmo de producción, además de poseer los costos de extracción más competitivos de la industria. «La importancia de los Ceol está en que el país no pierda su liderazgo en la participación del mercado del litio, ya que por ahora sólo dos empresas (SQM y Rockwood) pueden explotar el mineral.(MERCURIO ANTOFAGASTA)