Los alcaldes de las comunas mineras del Norte endurecieron su postura haciendo un “último llamado al Gobierno del Presidente Sebastián Piñera” para mejorar el proyecto que entrega recursos a la zona. Los ediles aseguraron que de no encontrar respuestas para contar con recursos efectivos que les permitan desarrollarse, accionarán una nueva ofensiva ciudadana.

Si bien la Asamblea Ciudadana de Calama había afirmado que esperaría lo que queda de este mes para contar con una respuesta a la demanda de generar un mecanismo que les permita a ser partícipe de la riqueza del cobre, esta vez fueron los alcaldes de las comunas mineras los que reiteraron el llamado al Gobierno.

Después de haber mantenido siete reuniones con las autoridades, el Gobierno dispuso a tramitación en el Parlamento el proyecto de Fondo de Desarrollo del Norte (Fondenor), que fue calificado como “insuficiente” por los alcaldes y que aún sigue en discusión.

El alcalde de Illapel, Denis Contreras, indicó que pese a que temas tan importantes para la ciudadanía como este debiesen resolverse con mayor celeridad, “en el caso del Fondenor, después de varias reuniones, es poco lo que hemos avanzado”.

Sin embargo, Contreras valoró que “hoy está en la mesa donde se discuten las políticas del país, que es el Parlamento, y esperamos que los parlamentarios hagan el trabajo para mejorar esta ley. Ya lo hemos dicho: la oferta ha sido insuficiente”, afirmó.

Por su parte, la alcaldesa de Caldera, Brunilda González, reiteró que el Fondo es “una burla para las comunas mineras” y asumiendo que el tema ya está en el Congreso, hizo un llamado a los parlamentarios a buscar todos los caminos posibles para que el norte recupere su dignidad, considerando el aporte que hace al país.

“Estamos pidiendo que recurran a otros fondos para aumentar estos recursos que el Gobierno hoy ha puesto a disposición, que son insuficientes. Que analicen la posibilidad de pedir que parte de las patentes mineras, que hoy en un 50 por ciento se gravan en el Gobierno regional, a través del Core, pasen paulatinamente a los municipios: el próximo año un 70 por ciento, que después se aumente en 2014 al 85 por ciento y, finalmente, el 2015 se llegue a un 100 por ciento para ser administrado por los municipios mineros de Chile”, añadió González.

La alcaldesa indicó que otra herramienta es transar los fondos de inversión y reconversión regional: “No sabemos en qué se están gastando y esa podría ser una fuente de financiamiento directo para aumentar los recursos”, afirmó y añadió que el gobierno central podría también traspasar activos que son de Bienes Nacionales a los distintos municipios, a modo de compensar el impacto que ha causado la gran minería en cada una de las regiones del norte del país.

En este sentido, el alcalde de Calama, Esteban Velásquez, afirmó que los ediles han agotado todos los esfuerzos para que el Gobierno ceda en su tozudez, por lo que anunció nuevas movilizaciones: “Hemos impulsado mesas de trabajo, hemos propiciado el diálogo, ante las propuestas del Gobierno de conversar lo hemos hecho, nos hemos manifestado pacíficamente en la comuna de Calama, hemos agotado todas las instancias para que el Gobierno nos salga con una propuesta del mal llamado Fondenor, de unos miserables recursos y con eso nos dice que está dando respuestas a la demanda del norte. Eso ha sido una molestia, un desaire y en agosto vamos a retomar y reiniciar las movilizaciones”, anunció.

Velásquez indicó que, ante el silencio de las autoridades, las nuevas movilizaciones van a tomar un tono distinto, siempre coordinados con la Asamblea Ciudadana de Calama y con los movimientos sociales que se sumen a este llamado de justicia para las comunas mineras. (RADIO U.CHILE)