Esteban Velásquez Núñez, conminó al gobierno de Bachelet y al Grupo Luksic propietario del Ferrocarril Antofagasta a Bolivia a aplicar todas las voluntades para concretar el traslado de la vía férrea a la zona oriente de la comuna, evitando así riesgos para la población y permitir el desarrollo de la misma. No se descartan movilizaciones.FOTO TREN GRUPO LUKSIC CALAMANo deben ser pocas las ciudades en el mundo atravesadas por una vía férrea. Sin embargo, es casi inimaginable que un tren con cargas peligrosas y hasta tóxicas pase todos los días y cada ciertas horas,  por medio de la ciudad y a metros de escuelas, recintos comerciales, hospitales y las casas de los vecinos, pero en Calama es una realidad desde hace décadas, que los ciudadanos, liderados por el propio alcalde, no están dispuestos a soportar más.

Es así, como el jefe comunal calameño, Esteban Velásquez Núñez,  apeló al gobierno de la presidenta Michelle Bachelet y al Grupo Luksic, propietario de las instalaciones a aplicar las voluntades políticas para trasladar la vía férrea al sector poniente de la ciudad, tal como lo indican los estudios técnicos encargados por el municipio a entidades especializadas.

El alcalde envío una carta dirigida a la presidenta en la que le conmina a gestionar la decisión y los recursos necesarios para desplazar el convoy: “Los calameños no queremos más convivir con los riesgos inminentes que representa el traslado diario de sustancias peligrosas y tóxicas por entremedio de nuestras casas, colegios y hospitales hacia la industria minera de la zona”, explica el edil.

Más adelante enfatiza que: “El ferrocarril se yergue como un verdadero frontón que nos impide la proyección de la urbe e instalar infraestructura acorde y de calidad para servir a nuestra gente, es en definitiva una herida que daña el corazón de Calama”, sostiene el alcalde Velásquez.

A través de la misiva se exhorta al gobierno, a la empresa propietaria del Ferrocarril y a otros actores involucrados para definir a la brevedad: Cuándo, cómo, dónde y quien financiará el traslado.

Finalmente, el alcalde calameño, asegura que no se descartan movilizaciones ciudadanas para alcanzar el objetivo:” De no tener respuestas positivas, estamos decididos como ciudadanos de Calama a movilizarnos para exigir lo que hace reato le venimos pidiendo a los distintos gobiernos, pero entendemos que Luksic pareciera tener más importancia para ellos que la propia ciudadanía”, concluyó el jefe comunal.(DIARIO CALAMA)