La autoridad afirmó que «la paciencia de los calameños se ha agotado» y abogó por su demanda de que parte de las ganancias del cobre se queden en la región.

Mientras la atención está centrada en el conflicto en la Región de Aysén, los habitantes de Calama, en el otro extremo del país, afinan sus propias  demandas con miras a presentárselas al Gobierno.

El alcalde de la comuna, Esteban Velásquez, detalló a radio Cooperativa que durante esta tarde la asamblea ciudadana local analizará las peticiones que entregarán al Ejecutivo, las que se enfocan en retener parte de las ganancias del cobre para financiar el desarrollo de la Segunda Región.

En este contexto, y sin obviar los acontecimientos en Aysén, la autoridad formuló un llamado al Gobierno a descentralizar el país y advirtió que, de lo contrario, se podría generar una crisis a nivel nacional.

«Creemos que tiene que haber un tema en el debate nacional político y que hoy día no es prioridad, que es la descentralización. Hoy la verdadera transformación, la revolución olvidada es la descentralización, si no mañana habrán cien incendios en el país si el Gobierno no es capaz de adelantarse a estos temas», afirmó el edil.

Sostuvo que en el caso de los calameños, «la paciencia se ha agotado». «Esta ciudad es el distrito minero tal vez más importante de Latinoamérica, sustento de los presupuestos de los distintos Gobiernos, y no hay ninguna mitigación que de cuenta de los graves daños medioambientales y de salud que afectan a la población y que hemos vivido por muchas décadas», subrayó.

Por este motivo, sostuvo que su objetivo es que «se retorne a lo que alguna vez tuvimos, como la Ley del Cobre, que dejaba un porcentaje, un 5%, en las comunas mineras como Calama».

Añadió que «si la respuesta (del Gobierno) no llega, Calama va a actuar con mucha severidad». «Hemos puesto la mejilla en muchas ocasiones con el Gobierno, pero esos tiempos se agotan», sostuvo.

Los habitantes de Calama, incluyendo los gremios y el propio edil, protagonizaron en agosto del año pasado un paro comunal para exigir que parte de los dividendos del cobre se utilicen para financiar mejoras para la zona.(EMOL)