Esteban Velásquez explicó que el propósito del libelo es que la comuna obtenga una compensación de las cupríferas que operan en la zona y cuyos residuos no son tratados como corresponde, perjudicando al ecosistema y a la población. “Nadie se ha hecho cargo del desastre medioambiental en Calama”. Con esa frase el alcalde de esa comuna, Esteban Velásquez Núñez, justificó la presentación que hará la próxima semana de un recurso de protección medioambiental ante la Corte de Apelaciones.

El motivo, explicó, es exigir que se compense a la comuna por la falta de tratamiento de los relaves que deja la actividad minera del cobre en la zona, perjudicando al medioambiente y a la comunidad.

“No puede ser que sólo nos dediquemos a producir cobre y que además tengamos que soportar la basura que queda producto de la gran industria minera”, espetó el jefe comunal, añadiendo que “hasta la fecha no ha habido entes que den cuenta del desastre ecológico que en las últimas décadas ha ocurrido en Calama en todo sentido”.

Según el alcalde nortino, algunos de los principales deterioros que ha sufrido la comuna, principalmente por la explotación minera son la ocupación de las aguas del Río Loa en forma indiscriminada, y que están prácticamente agotadas; la contaminación permanente debido a los gases que emite la industria cuprífera; los desagües y  los relaves”, apuntó Esteban Velásquez.

La autoridad comunal sostuvo que no basta con pequeños estudios de impacto ambiental, pues se requiere una política integral de cómo se defiende y se hacen cargo del perjuicio a los ciudadanos, y eso es lo que inspira la presentación ante la justicia.

“Que sean los tribunales los que nos indiquen, nos orienten si es que no ha estado la autoridad medioambiental en las últimas décadas a la altura de tratar como corresponde a la ciudad de Calama; no puede ser que sólo nos dediquemos a producir cobre y que además tengamos que soportar la basura que queda producto de la gran industria minera”, enfatizó Velásquez.

Subrayó que existe la tecnología para introducir las mejoras pertinentes y si está la voluntad política, debe haber una compensación en razón de lo que ha padecido cada ciudadano de Calama.

Asimismo remarcó que los estudios de impacto ambiental de las mineras pública y privada que operan en la zona dan cuenta sólo de sus “áreas de influencia”, lo que a juicio del alcalde es insuficiente, pues falta que se hagan cargo del daño medioambiental integral que sufre la comuna por estas explotaciones industriales.

“Nuestro recurso quiere motivar a los tribunales y a las autoridades competentes en temas medioambientales a exigir y si la ley no lo indica, a modificar la ley y ahí tiene tarea los parlamentarios”, sentenció el alcalde de Calama. (LA NACIÓN)