5 días en huelga de hambre, completaron los dirigentes Carlos Allendes y Juan Rivas, quienes el pasado miércoles adoptaron la drástica medida como una  forma de manifestar el rechazo del sindicato 1 de minera Escondida, ante la desvinculación de trabajadores enfermos o con algún familiar con patologías catastróficas, en el marco del cuestionado plan de retiro.

De acuerdo al último control médico efectuado a primera hora de este lunes, los dirigentes del Sindicato N°1 de Minera Escondida Carlos Allendes y Juan Rivas, presentan una pérdida de peso que fluctúa entre los 7 y 5 kilos respectivamente, tras completar 5 días en huelga de hambre.

Frente a este escenario, Gustavo Tapia, presidente de la Federación Minera de Chile, señaló que “este martes en Iquique se realizará una reunión zonal en la que veremos en detalle como seguimos solidarizando y brindando nuestro apoyo a los dirigentes de Escondida en huelga. No obstante, creemos es necesario emplazar a minera Escondida para que se establezca una verdadera mesa de negociación, donde realmente exista un compromiso de parte la compañía con la estabilidad laboral y protección de los puestos de trabajo de aquellos trabajadores que por motivos de salud se oponen al plan de retiro. Hasta ahora la empresa se ha mantenido en silencio ante los acontecimientos, y exigimos un pronunciamiento”.

Recordemos que el miércoles pasado, los directivos del Sindicato N°1 de Minera Escondida Carlos Allendes y Juan Rivas comenzaron huelga de hambre en protesta por el plan de retiro “voluntario” que adoptó la compañía. A las 15 horas de este lunes , los dirigentes comenzaron su sexto día en huelga, sin que hasta el momento minera Escondida se sensibilize frente a las justas demandas del sindicato 1.