Dirigente local de los pescadores denunció que no se les había informado del viaje de los integrantes de la mesa a Santiago. «Estamos disconformes», aseveró.

 Tras concluir la reunión de la noche del jueves en el Palacio de La Moneda entre dirigentes del Movimiento Social por Aysén y el Gobierno, manifestantes que mantienen el bloqueo en el puente Presidente Ibáñez mostraron su desconfianza ante los resultados de la primera jornada de conversaciones.

 Así lo resumió  a Emol Renato Flores, dirigente de la Asociación Gremial de Organizaciones, que representa a cerca de 200 pescadores aiseninos.

 «Estamos disconformes con las noticias que llegan desde Santiago. Primero porque nuestros dirigentes de la Mesa no nos informaron que viajaban (a Santiago). Y no aceptamos que el Gobierno decida que levantemos los bloqueos y nos trate de violentistas», declaró.

 «Si los dirigentes tienen un acuerdo con el Gobierno, deberían decirnos. Es el pueblo el que tiene que tomar la decisión y no ellos», añadió.

 A título personal, Flores declaró que aunque se quede solo, «no voy a soltar el puente».

 «No hay que bajarse» 

La posición del dirigente pesquero fue respaldada por los pobladores que vigilaban el bloqueo instalado en el puente Ibáñez, sobre la ribera norte. Allí, unas 30 personas mantenían la vigilancia en el sitio, donde permanecen varios vehículos cruzados en la ruta reforzados con redes de pesca y fogatas.

 «Esto ya se está manejando políticamente. Es un chiste: nos dicen que levantemos los bloqueos, después no hay acuerdo, los volvemos a tomar y ahora dicen de nuevo que hay que levantarlos. No lo aceptamos. Aquí es el pueblo el que se está manifestando», dijo uno de los manifestantes.

 «Estoy muy molesta por este acuerdo al que se llegó en Santiago. De nuevo nos pueden estar engañando. ¿Quién le devuelve la vista al chico que la perdió en las marchas?», se preguntó una mujer que participaba en la vigilancia de la barricada.

«No hay que bajarse hasta que haya un papel firmado», enfatizó. (EMOL)