La caída de la acción y problemas en Chile y Brasil pasaron factura a Cynthia Carroll.

La directora ejecutiva de Anglo American, Cynthia Carroll, está bajo presión para renunciar por parte de los accionistas, que exigen un cambio inmediato de administración, reportó ayer el diario Telegraph.

Varios de los mayores inversionistas institucionales de la minera habrían contactado a John Parker, presidente de Anglo American, para pedirle que inicie la búsqueda de un nuevo jefe ejecutivo debido a que perdieron la confianza en la estrategia y liderazgo de Carroll después de que se conocieran resultados decepcionantes, dijo el periódico.

Los accionistas fueron citados diciendo que sus reclamos fueron rechazados por el presidente de la compañía en las últimas semanas.

“La compañía está sufriendo una mala ejecución, una estrategia pobre y una crisis de confianza en el liderazgo. No hemos estado contentos por un tiempo, pero los últimos resultados fueron el ‘golpe de gracia’”, dijo uno de los diez mayores propietarios de Anglo, según fue citado por el diario.

“Queremos partir con el pie derecho y una nueva administración lo antes posible. Estas cosas toman un poco de tiempo y Anglo American es vulnerable. Si Glencore se ordena, Anglo American es una presa fácil”, dijo otro inversionista no identificado.

Desde su asunción en 2007, Carroll ha invertido US$ 27.700 millones para duplicar la producción hasta 2020, en medio de una desaceleración global. Pero la firma anunció recientemente que sus ingresos del primer semestre cayeron 46% a US$ 3.700 millones.

El prestigio de la ejecutiva ha quedado cuestionado debido a su manejo de la disputa con la minera estatal chilena Codelco por los activos de su filial local, Anglo Sur, además de retrasos en una mina en Brasil y la caída de los ingresos en sus filiales de platino y diamantes.

Anglo se encuentra negociando actualmente un acuerdo con Codelco y se espera que ambas compañías anuncien un arreglo dentro de los próximos días.(DIARIO FINANCIERO)