Accidente Hércules C-130: FACh descarta sobrevivientes

201

Hermano del compañero del Sindicato CMCC, Carlos Figueroa, mantenedor eléctrico de la compañía cuprífera perdió la vida en la aeronave que se estrelló el lunes 9 en la Antártica .

Un duro golpe recibieron ayer las familias de 38 personas que viajaban en el avión Hércules C-130 de la Fuerza Área de Chile y con el cual se había perdido comunicación a eso de las 18:13 horas el pasado lunes y que se dirigía rumbo a la Antártica desde Punta Arenas, cuando el Comandante en Jefe de la institución, Arturo Merino, confirma el hallazgo de más restos humanos que, “la condición de los restos hacen prácticamente imposible que existan sobrevivientes a este accidente aéreo”.

La primeras informaciones que declaraban la pérdida de la aeronave activaron las alarmas de los equipos de búsqueda de la FACh, quienes dispusieron de 13 aviones, cuatro buques y tres órbitas satelitales para dar con el paradero del avión, la que se dio por siniestrada a las 00:40 al terminar con el tiempo de autonomía de vuelo con la que contaba.

Según informaciones entregadas por la FACh, “La aeronave cumplía tareas de apoyo logístico, trasladando para ello personal para la revisión del oleoducto flotante de abastecimiento de combustible de la Base y para realizar tratamiento anticorrosivo de las instalaciones nacionales en la zona”.

Abordo entre los pasajeros iba Guillermo Figueroa Delgado (Q.E.P.D), Ingeniero de Vuelo de la aeronave, hermano del trabajador de Compañía Minera Cerro Colorado, Carlos Figueroa Delgado, quien se desempeña como mantenedor eléctrico en la cuprífera y además es socio del Sindicato CMCC afiliado a la Federación Minera de Chile.

Como Federación Minera de Chile, y a nombre de su presidente Gustavo Tapia Campos y directorio lamentamos profundamente este trágico accidente que conmocionó a todo el país en el que se perdieron 38 vidas humanas y por lo que queremos enviar nuestras más sentidas y sinceras condolencias con las familias, compañeros y amigos de todos los fallecidos y en especial a nuestro compañero Carlos Figueroa, desearle que encuentre el consuelo, paz y fortaleza necesaria para sobrellevar esta irreparable pérdida.

Igualmente, esperamos que se realicen con celeridad y seriedad todas las indagatorias necesarias para aclarar las reales causas de este accidente, que según datos extraoficiales habría tenido fallas eléctricas, pero que por respeto y para el descanso a la memoria de los fallecidos y sus familias, la verdad debe ser trasparentada por las autoridades respectivas.

Chile está viviendo sus peores días debido a la crisis social desatada hace ya casi dos meses y este nuevo trágico accidente aéreo viene a aumentar el dolor que muchas familias están padeciendo. Situación similar aconteció el 2 de septiembre de 2012, cuando el CASA 212 que se precipitó al mar de Juan Fernández en la que fallecieron 21 personas y que ocurrió durante el histórico movimiento estudiantil que exigía una educación gratuita y de calidad, siendo una importante bandera de lucha de las demandas sociales hasta el día de hoy.

Foto Nota Portada: Publimetro

Federación Minera de Chile

Área de Comunicaciones